Subscribe & Follow

Free counter and web stats

Sensus Fidelium

Una fe que no se piensa, es una fe muerta

Con tecnología de Blogger.

Bonjour & Welcome

Followers

Visitas

Pages

miércoles, 20 de junio de 2007

Archivado en:

Decálogo del Buen Conductor

Comparte en

Interesante, simpático, pero necesario.

Los decálogos se proponen cuando las normas de buena convivencia se han dejado de lado. He aquí el decálogo del Buen Conductor (y con esto me acuerdo de varios amigos y amigas).

I. No matarás.

II. Que la carretera sea para ti un instrumento de comunión entre las personas, y no de daño mortal.

III. Que cortesía, corrección y prudencia te ayuden a superar los imprevistos.

IV. Sé caritativo y ayuda al prójimo en la necesidad, especialmente si es víctima de un accidente.

V. Que el automóvil no sea para ti expresión de poder y dominio, ni ocasión de pecado.

VI. Convence con caridad a los jóvenes, y a los que ya no lo son, para que no se pongan al volante cuando no estén en condiciones de hacerlo.

VII. Apoya a las familias de las víctimas de los accidentes.

VIII. Haz que se encuentre la víctima con el automovilista agresor en un momento oportuno, para que puedan vivir la experiencia liberadora del perdón.

IX. En la carretera, protege a la parte más débil.

X. Siéntete tú mismo responsable de los demás.

Pontificio Consejo para la Pastoral de los Migrantes e Itinerantes "Orientaciones para la Pastoral de la Carretera".
Fotografía de San Cristóbal.

0 han dado su opinión:

Publicar un comentario

Gracias por tu interés, si quieres escribir y comentar, todo aporte es para crecer y dialogar.