Subscribe & Follow

Free counter and web stats

Sensus Fidelium

Una fe que no se piensa, es una fe muerta

Con tecnología de Blogger.

Bonjour & Welcome

Followers

Visitas

Pages

martes, 14 de noviembre de 2006

La Justicia en el Antiguo Testamento

Siempre ha sido un tema de discusión la lucha contra el hambre en el mundo, hoy en día el tema del hambre ha sido relacionado con la justa distribución de los ingresos, y de la ayuda que los países desarrollados pueden, y deben hacer ante los países en vías de desarrollo (El llamado también Tercer Mundo), para ello encuentro también necesario poder ver qué es lo que entendemos por justo - justicia, y por esa misma razón quieron entregar qué es lo que entiende el Antiguo Testamento por Justicia.

Sedeq, Mishpat, Sedaqah

El concepto de justicia recorre el Antiguo Testamento. No se trata sin embargo de justicia imparcial en el sentido occidental: la justicia conforme a la norma abstracta de "dar a cada lo suyo". En la Biblia la justicia se refiere más bien y en primer lugar a un contexto concreto de relaciones sociales. Específicamente justicia significa rescatar a la victima, liberar al oprimido. Expresa por lo tanto algún tipo de reinvidicación.
  1. Sedeq (Justicia) es expresión suprema y global de lo que es valioso, justo y correcto en la comunidad; es el Bien. Sedeq es el concepto central que gobierna todas las relaciones sociales. Significa rectificar situaciones entre personas y grupos, vivir conforme a lo que la situación social exige. Significa por tanto justicia para el oprimido. Mishpat, sedaqah, heded-y-emeth (constante) y yeshuah (liberación salvación) pertenecen al campo semántico de sedeq, justicia. Explicitan uno o más aspectos de sedeq o matizan el concepto.
  2. Sedaqah significa un acto de bondad o compasión. En ese sentido sedaqah es liberar al oprimido, reivindicar al huérfano, a la viuda, al inmigrante, al pobre contra su opresores. En este sentido el antiguo Cántico de Débora habla también de las sidqoth (plural de sedaqah) de Yahvé Dios.
  3. Mishpat se traduce con frecuencia por derecho o justicia. Tiene matices jurídicos (regla, juicio, ley, proceso jurídico), pero estos son solo ampliaciones de su sentido primario: justicia liberadora, salvífica. De hecho lo que esta en el corazón de la Torah, consiste en hacer justicia allá donde reina lo contrario. Mishpat esta relacionado con amor y compasión, ya que la Biblia no reconoce justicia alguna sin amor y sin misericordia.
Podemos ver y entender que las relaciones que se producen al interior de nuestra sociedad nos invitan a dar a cada uno lo que corresponde, pero ¿por qué no verlas desde el sentido bíblico del concepto mismo de justicia? Dar un rescate en favor del otro, para que todos podamos vivir más y mejor. De ahí que no haya justicia en este mundo hasta que los pobres, que son los primeros oprimidos, no obtengan una verdadera redención. Rescatando una frase que ha dicho Benedicto XVI en el mensaje del Angelus de el domingo 12 de noviembre, nos puede iluminar la búsqueda y la conquista de la justicia en nuestros días de globalización y de grandes necesidades mundiales, especialmente ante el desarrollo global de las naciones: “Es necesario ‘convertir’ el modelo de desarrollo global; es necesario no sólo por el escándalo del hambre, sino también por las emergencias ambientales y energéticas”.

Ante esto, puede que nos ayude la comprensión de los autores sagrados sobre lo que se entiende por justicia.
Escrito por: Cristian Ahumada - 12:06

sábado, 11 de noviembre de 2006

Mes de María


Este es uno de los post que me gusta hacer, especialmente en relación con temas que van con la devoción y la religiosidad popular: El Mes de María.

La página de Iglesia.cl ha publicado material para la oración y la meditación personal, que puede ser muy útil para reflexionar sobre la Madre de Dios y Madre de la Iglesia.

Un aspecto importante que quisiera rescatar durante este mes es la figura de María en nuestro caminar como cristianos; si bien es cierto que para muchos hermanos de las iglesias protestantes ha sido la piedra de tope del diálogo, por nuestra muestras de afecto y devoción hacia la Madre de Nuestro Señor, también es importante clarificar dos conceptos: La adoración y la veneración.

Por adoración hemos de entender cualquier tipo de reverencia que sólo pertenece a Dios, hacia él dirigimos nuestras oraciones y ponemos nuestra confianza. La adoración es la actitud de la criatura frente al creador, nos reconocemos limitados y dependientes de él. Por ello cuando mostramos adoración hacia una criatura (o cualquier objeto) estamos cayendo en lo que denuncia constantemente el Antiguo Testamento: la idolatría. De ahí que muchos hermanos separados digan que nosotros "adoramos imágenes" o que "hacemos prácticas de idolatría".

Los cristianos tenemos frente los santos y santas de Dios la veneración, que es el recuerdo vivo y presente de sus acciones en vistas a alcanzar la gloria de Dios. Ellos vivieron su vida conforme al Evangelio, y son ejemplo y modelo a seguir. Así como nosotros hoy en día tenemos figuras que nos representan e identifican por su logros, así también lo son los santos y santas. María es nuestra Madre, y el mejor modelo, después de Jesucristo, a seguir en la vida. ¿Cómo orar? Acudamos a María, ¿cómo actuar? acudamos a María, ¿cómo afrontar la muerte? Acudamos a María. Es ella un modelo a seguir, y por tanto digna de veneración en nuestro caminar como creyentes, ella fue la primera en decir sí, nosotros somos, como María, hombres y mujeres que dan una respuesta creyente a Dios.

El enlace se encuentra aquí
Escrito por: Cristian Ahumada - 23:08

lunes, 6 de noviembre de 2006

,

El cristianismo «no postula un conflicto inevitable entre fe y progreso científico»


En el Angelus del día domingo recién pasado Benedicto XVI postuló esta frase, y en ella muestra el valor del diálogo entre la fe y el progreso científico. ¿Hasta dónde puede llegar el nivel de incomprensión de la gente al no poder entender que la religión (especilamente el cristianismo después del Concilio Vaticano II) apoya el estudio de la ciencia siempre y cuando no se pase a llevar la dignidad de la persona humana? Hemos de recordar que la persona es un fin en sí mismo, y no un medio para obtener resultados o respuestas a problemas que vamos viviendo.

La ciencia está al servicio del hombre, y no es un cúmulo de conocimientos que se albergan para un cierto grupo de personas o grupos de poder. La ciencia debe respetar el anhelo de trascendencia de todos los seres humanos, y a la vez, que el conocimiento lleve al bienestar de todos y no de unos pocos.

Les dejo el enlace tomado desde Radio Vaticano
Escrito por: Cristian Ahumada - 12:32

miércoles, 1 de noviembre de 2006

,

Felices de vivir junto a Dios. Homilía de Benedicto XVI en la Solemnidad de Todos los Santos.

Benedicto XVIUno de los momentos que nos lleva a la reflexión, a cuestionarnos es nuestro caminar por la vida. Estamos en este mundo en un "status viatoris", de paso por un instante en medio de la eternidad de Dios o, como diría Sartre, en medio de un absurdo, prefiero quedarme con la primera opción, es una apuesta que hago todos los días confiado en que lo que hago es cierto y me llena de felicidad.


Hoy recordamos a los Santos que están gozando ya de la presencia amorosa de Dios por toda la eternidad, pero ¿quiénes son santos? ¿cómo alcanzar la santidad?


Pues bien, hoy en su homilía el Papa hace una breve reseña sobre la santidad, y la vocación a la que somos llamados todos los cristianos, junto con invitarnos a poner nuestra confianza en Dios que hace posible lo imposible.


Entrego aquí el Enlace de Radio Vaticano.


(Fotografía de Revista Ecclesia)


Powered by Qumana


Escrito por: Cristian Ahumada - 19:36