Subscribe & Follow

Free counter and web stats

Sensus Fidelium

Una fe que no se piensa, es una fe muerta

Con tecnología de Blogger.

Bonjour & Welcome

Followers

Visitas

Pages

jueves, 29 de marzo de 2007

A veinte años de la visita de Juan Pablo II en Chile


¿Veinte años ya? Pasa el tiempo, pero no en los corazones que vivimos esta experiencia que será difícil de olvidar.

Está la página de Iglesia.cl en que se muestra una buena reseña de la visita. Yo por mi parte, hago un aporte que realicé para mi colegio, esta presentación en Powerpoint, sería bueno que lo entregaran también a sus amigos, fechas como esta ayudan a alegrar el corazón en momentos en que vemos tantas caras largas, especialmente en Santiago.
Escrito por: Cristian Ahumada - 19:26

miércoles, 14 de marzo de 2007

Sobre la notificación a Jon Sobrino

Ante el comentario de Gabrielus en torno a la recomendación de Benedicto XVI para emplear el latín en las misas internacionales, me puse a investigar y los argumentos que se presentan creo que sí son de peso y es posible -personalmente, si fuera en el caso de misas internacionales, creo que nos uniría como pueblo, aunque el idioma de Dios y de la Iglesia es el amor-. Y ahí me llevé un impacto en la Notificación sobre algunas obras del padre Jon Sobrino s.j.

Para más de alguno no parecerá muy extraño el concepto de notificación, pero ¿qué es una notificación? Cuando se habla de notificación en la Iglesia se está hablando que un autor que publica algún artículo o libro, si tiene discrepancias con la fe de la Iglesia y la Tradición, recibe ciertas observaciones, y para sus lectores una orientación respecto de lo que están leyendo. Jon Sobrino recibe varias observaciones acerca de sus reflexiones en torno a Jesucristo, y el lugar que él ocupa desde la visión de las víctimas en América Latina: los pobres.

Personalmente Jon Sobrino es uno de los teólogos más importantes en América Latina, que ha visto en la opción fundamental por los pobres un lugar teológico (un espacio en que se da la comprensión al misterio de Dios). Y, como teólogo, ha sido fuente de inspiración para muchos otros estudiantes que en sus inicios vieron que la Cristología podía tener una visión desde América, en los que me incluyo. Espero que quede claro que cuando ocurre esto, hay que comprender al teólogo que recibe corrección a su obra, para que esté dentro de la tradición eclesial, pero no se está en contra de la Iglesia, ya que como madre quiere educar. Y, el teólogo está en la "punta de lanza" del diálogo con el mundo actual, y el diálogo que ofrece Sobrino con el mundo de los pobres nos ayuda a conocer el misterio de la opción fundamental que hizo Jesús.

Si bien es cierto que luego de una lectura detallada que se tiene de la comprensión que trata de explicar a partir del Vaticano, creo que habría que dejar claro algunos aspectos:

Una notificación no es una prohibición de lectura de un autor, sino que una aclaración.
Una notificación permite que podamos profundizar en el misterio de la fe.
Una notificación nos hace recordar que la fe es algo dinámico, y no algo estático que se ha quedado en la historia.

Lo único que espero es que no venga una nota de prohibición de usar los textos de Sobrino, ya que varios comentarios que hago, los realizo en base de la teología de este teólogo, sino miren en la sección de Cristología.
Escrito por: Cristian Ahumada - 22:26

sábado, 3 de marzo de 2007

La Tumba Perdida de Jesús

Ya hace muy poco tiempo, en mi comentario, sobre el año que cumplió este Blog, hacía referencia a la necesidad de una discusión abierta y sincera. Hoy decidí escribir sobre un tema al cual no le había dado mayor importancia, y que, según mi visión creyente y como teólogo, correría la misma suerte que tuvieron "El Código Da Vinci" y el "Evangelio Prohibido de Judas". Pero leyendo varios comentarios y artículos, especialmente a toda esta "previa" que existe antes del estreno del Documental, quisiera hacer varias observaciones.

Primero que todo, me llama la atención el énfasis comunicacional que se ha dado, no ha sido tan bullado como lo fue el Evangelio de Judas, ni el Código Da Vinci; ¿por qué? Me imagino que la respuesta es bastante sencilla: mucho escándalo por parte de los Medios de Comunicación puede hacerles perder credibilidad a las grandes empresas de información, y apoyaría (y daría más fuerza) a las Antiguas Instituciones Eclesiales en sus fuentes de verdad.

Por otro lado hago la observación siguiente, y que es una afirmación de varios miembros del equipo del documental "se han hecho pruebas de ADN y estadísticas para corroborar que son verdaderamente Jesús y María Magdalena", yo hasta este momento me pregunto ¿quién guardó una muestra de ADN de Jesús de Nazaret y de María de Magdala, a lo más se puede comprobar que los huesos encontrados son de Judíos, de épocas cercanas a las de Jesús, pero de ahí a decir que por pruebas del su cadena molecular se puede inferir que es el Hijo de José, crucificado y muerto en tiempos de Poncio Pilato, es muy arriesgado.

Junto con estas dos observaciones también quisiera hacer el siguiente alcance, no he entrado en una reflexión teológica todavía, pero son puntos que se basan en una racionalidad lógica, y que pueden dar pie para seguir discutiendo. Si este hallazgo lo vemos desde el punto de vista de la fe, quisiera decir los siguientes alcances: No hay que escandalizarse con tantos descubrimientos y anuncios, siempre los ha habido y siempre los habrá. Sí hay que tener siempre mesura con lo que se dice y ha hecho; también es necesario rescatar lo siguiente, el ser humano siempre busca un contacto con lo numinoso (aquello que sobrepasa su entendimiento y lo fascina), y encontrarse con los huesos de alguien que se llama Jesús en un osario de la época misma de Cristo, hace a cualquiera pensar en su interior "¿y si fueran?", creo que es lo que ocurre aquí. La ciencia quiere tocar a Dios, pero ese no es el camino para descubrirlo, pero sí el primer paso: la fascinación.

¿Qué nos queda a nosotros como creyentes? Seguir profundizando en el misterio que rezamos (o recitamos porque no nos damos cuenta) al profesar nuestra fe: Cristo murió por nuestros pecados, murió en una Cruz en el tiempo de Poncio Pilato; pero también resucitó, la tumba ha de estar en alguna parte, pero vacía.

Ojalá que este "descubrimiento" nos lleve a descubrir en nuestros corazones el misterio de la Pascua que dentro de un mes vamos a vivir.

Enlaces Relacionados:

Documental estadounidense revela sitio de tumba de Jesús

La tumba de Jesús, una falsa exclusiva, según el arzobispo Bruno Forte

En inglés: The Lost Tomb of Jesus
Escrito por: Cristian Ahumada - 21:11