Subscribe & Follow

Free counter and web stats

Sensus Fidelium

Una fe que no se piensa, es una fe muerta

Con tecnología de Blogger.

Bonjour & Welcome

Followers

Visitas

Pages

lunes, 26 de enero de 2009

, , ,

Lefebvrismo e Historia (II)

Nunca pensé en seguir este el post anterior (que está un poco más abajo), pero creo que merece una aproximación para ver cuáles han sido los motivos del desarrollo de este acercamiento, que ha desencadenado el levantamiento de la excomunión de los cuatro obispos ordenados por Mons. Lefebvre en 1988.

Esto no quiere decir que se haya reconocido al Lefebvrismo en su totalidad, o que se esté dando pie a que las tradiciones pre-conciliares sean más importantes que las resoluciones del Concilio Vaticano II. Cabe aquí recordar que el Lefebvrismo no reconoce aquellas resoluciones tomadas por los obispos en el Concilio Vaticano II, y que se mantienen fieles a las doctrinas de San Pío X, por consiguiente condenando todo lo que está relacionado con la modernidad, asimismo asumen una sola postura filosófica (aristotélico tomista). Por ello es que en algunos lugares de América y de Europa veremos misas dichas en Latín y de espaldas a la gente (tradición Tridentina como se le conoce).

Ahora, cuáles han sido las razones para levanta la excomunión de los obispos, es bueno leer el documento:
La excomunión de los obispos consagrados por S. E. Mons. Marcel Lefebvre el 30 de junio de 1988, que había sido declarada por la Sagrada Congregación para los Obispos por un decreto del 1º de julio de 1988 y que nosotros siempre negamos, ha sido retirada por otro decreto de la misma Congregación fechado el 21 de enero de 2009 por mandato del Papa Benedicto XVI.
Expresamos nuestra gratitud filial al Santo Padre por este acto que, más allá de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, representará un beneficio para toda la Iglesia. Nuestra Fraternidad desea poder ayudar siempre al Papa a remediar la crisis sin precedentes que sacude actualmente al mundo católico, y que el Papa Juan Pablo II había calificado como un estado de "apostasía silenciosa".
Además de nuestro reconocimiento al Santo Padre, y a todos los que le ayudaron a realizar este valeroso acto, nos congratulamos que el decreto del 21 de enero juzgue necesarias la realización de "reuniones" con la Santa Sede, las cuales permitirán a la Fraternidad Sacerdotal San Pío X exponer las razones doctrinales de fondo que ella estima ser el origen de las dificultades actuales de la Iglesia.
En este nuevo ambiente, tenemos la firme esperanza de arribar pronto a un reconocimiento de los derechos de la Tradición católica.
Menzingen, 24 de enero de 2009
+ Bernard Fellay


A partir de este documento se declara que siempre ha habido una fidelidad al Sumo Pontífice, con las constantes conversaciones que se han sostenido en la Santa Sede, a pesar de las diferencias de fondo que se expresan después (la crisis que sacude al mundo católico), siendo que el decreto aduce otros elementos.


Con la carta del 15 de diciembre de 2008 enviada a su eminencia el cardenal Darío Castrillón
Hoyos, presidente de la Comisión Pontificia Ecclesia Dei, monseñor Bernard Fellay, en su nombre y en el de los otros obispos consagrados el 30 de junio de 1988, volvía a solicitar el levantamiento de la excomunión latae sententiae formalmente declarada por decreto del prefecto de esta Congregación para los Obispos con fecha del 1 de julio de 1988.

En la mencionada carta, monseñor Fellay afirma entre otras cosas: "estamos siempre fervorosamente determinados en la voluntad de ser y permanecer católicos y de poner todas nuestras fuerzas al servicio del Iglesia de Nuestro Señor Jesucristo, que es la Iglesia católica romana. Nosotros aceptamos todas sus enseñanzas con ánimo filial. Creemos firmemente en el primado de Pedro y en sus prerrogativas y por ello nos hace sufrir tanto la actual situación".

Su Santidad Benedicto XVI, paternalmente sensible al malestar espiritual manifestado por los interesados a causa de la sanción de excomunión, y confiando en el compromiso expresado por ellos en la citada carta de no ahorrar esfuerzo alguno para profundizar en necesarias conversaciones con las autoridades de la Santa Sede en las cuestiones aún abiertas, y poder así llegar rápidamente a una plena y satisfactoria solución del problema existente en un principio, ha decidido reconsiderar la situación canónica de los obispos Bernard Fellay, Bernard Tissier de Mallerais, Richard Williamson y Alfonso de Galarreta surgida con su consagración episcopal.

Con este acto se desea consolidar las relaciones recíprocas de confianza, intensificar y hacer más estables las relaciones de la Fraternidad San Pío X con la Sede Apostólica. Este don de paz, al final de las celebraciones de Navidad, quiere ser también un signo para promover la unidad en la caridad de la Iglesia universal, y por su medio, llegar a remover el escándalo de la división.

Se desea que este paso sea seguido por la solícita realización de la plena comunión con la Iglesia de toda la Fraternidad San Pío X, testimoniando así auténtica fidelidad y un verdadero reconocimiento del Magisterio y de la autoridad del Papa, con la prueba de la unidad visible.

En virtud de las facultades que me han sido expresamente concedidas por el Santo Padre, Benedicto XVI, en virtud del presente Decreto, levanto a los obispos Bernard Fellay, Bernard Tissier de Mallerais, Richard Williamson y Alfonso de Galarreta la censura de excomunión latae sententiae declarada por esta Congregación el 1 de julio de 1988 y declaro privado de efectos jurídicos a partir del día de hoy el decreto entonces publicado.

Roma, Congregación para los Obispos, 21 de enero de 2009
Cardenal Giovanni Battista Re


Son aquellos obispos excomulgados los que, con ánimo filial han querido adherirse nuevamente a las enseñanzas y doctrinas de la Iglesia Romana. Nunca se menciona que la Iglesia católica esté viviendo una crisis, y de hecho, siempre la Iglesia ha de vivir y vivirá en crisis, que significa purificación y oportunidades.

En esta historia, hay varios elementos que hay que seguir observando, ya que el integrismo que propone un lefebvrismo extremo, negando la modernidad, negando los signos de los tiempos, también nos haría retroceder en el diálogo, o incluso al peligro de la encíclica Pascendi, a encerrarnos en el mundo, que es todo lo contrario que Vaticano II ha querido conseguir después de estos 50 años.
Escrito por: Cristian Ahumada - 18:26

martes, 20 de enero de 2009

,

Necesidades Globales

En estos días estamos presenciando una nueva esperanza, un nuevo paradigma, sueños que se dan cumplimientos. Alegría generalizada en los rostros de millones de personas a pesar de la crisis económica que ataca a todo el planeta, consecuencia de los temores y egoísmos de unos pocos especuladores. La razón: el nuevo presidente de la nación más poderosa del mundo (o lo que nos han hecho creer hasta hoy).

Es increíble que durante este tiempo se han hecho análisis políticos, sociológicos, psicológicos, sobre cómo afecta el cambio de paradigma, de un presidente de origen afroamericano, que ha surgido desde la clase media, y que en poco tiempo ha llegado al sillón presidencial de Estados Unidos. Algunos dicen que es el modelo del sueño americano realizado, otros dicen que es el cumplimiento de la esperanza de Martin Luther King (que hubiese cumplido 80 años), pero es esta actitud la que más me llama poderosamente la atención: "No importa por el día de hoy si es que vivimos bien, pero se vienen tiempos de cambios, mucho mejores para todos".

Un discurso sencillo, que ha movido a los norteamericanos a buscar y generar un cambio, algo que también ha hecho eco en el resto del mundo. ¿Hace cuánto tiempo no veíamos un "mesianismo" tan notorio en el mundo? Como si un hombre nos identificase a cada uno de nosotros, y que su entrada en el arena de la opinión mundial generara tanta alegría, esperanza, y deseos de transformar la realidad que vivimos.

Y he aquí el porqué de mi artículo: implícitamente en el interior del corazón de esta sociedad global buscamos una identificación, alguien o algo que nos una. En este caso Barack Obama ha sido el detonador de una serie de elementos que hasta años atrás estaban sepultados en nuestra conciencia global: el soñar, y aspirar a seguir adelante esos sueños, contra toda esperanza se puede alcanzar.

¿Hoy en día las religiones siguen hablando de la esperanza con alegría? Simplemente se nos olvida en nuestra reflexión y en nuestro discurso que la esperanza cristiana no habla sólo de un "más allá", sino que de un cielo, que es la transformación de nuestra vida, o sea de la creación misma. El mensaje cristiano nos recuerda que Dios no desprecia la creación (si es obra de sus manos), sino que esta creación que ha sido empecatada por nuestras acciones, también será transformada.

Ahora bien, el sueño tiene que ser concretado a pasos seguros, y marcados con la esperanza y confianza, pero cuidado la historia nos ha enseñado que todo acto humano ha terminado, aun por muy buenas intenciones que haya tenido, degenerándose y degradando los sueños más nobles. De ahí que la esperanza cristiana no cifra sus confianzas en las personas, sino que en Dios mismo. Él es la garantía de llegar a concretar las metas y sueños propuestos por los hombres.

Nuestras necesidades globales engloban también la dinámica de la esperanza, y si tenemos la suficiente lucidez ante los acontecimientos actuales nos daremos cuenta que el sueño de muchos es un mundo mejor y más justo, menos inseguro a la hora de mantener un empleo, y con igualdad de oportunidades tanto en educación, salud y trabajo.

¿No lo habremos soñado ya con anterioridad?

Pregúntenle a Isaías, Daniel, a Jesús con sus imágenes del Banquete o San Juan en Apocalipsis, a Martin Luther King, y cuántos más...

Ojo, Hitler también soñó lo mismo, pero desde otra metodología para llegar al mismo resultado.
Escrito por: Cristian Ahumada - 12:00

lunes, 19 de enero de 2009

Vacaciones

Creo que hace mucho tiempo ya no tomaba en serio mis vacaciones. Generalmente me iba un par de días, me desentendía de todo, y a la vuelta llegaba más cansado de lo que me iba, pero con una sensación de satisfacción, de haberme olvidado del trabajo.

Hoy, como todo ciclo, estoy en período de vacaciones, pero esta vez me he dado cuenta de que en este tiempo, es privilegiado para el ejercicio de la libertad. Nadie te dice qué es lo que hay que hacer, a qué hora levantarse, cómo hay que estar vestido. Todo lo contrario, somos nosotros quienes decidimos; pero a veces más son las ganas de no elegir, de no tomar decisión alguna y que otros lo hagan por nosotros. ¡Qué contradicción! Todos nosotros ansiamos tener esa libertad tan esquiva en los meses de trabajo, y cuando llegamos a tenerla, no la queremos ejercer.

Algo muy similar es lo que se ven con el ejercicio de la fe: hoy en día se ha criticado mucho al cristianismo por sus posturas acerca del derecho a la vida, de los derechos de las familias, e incluso sobre la vida sexual de las personas. Que yo sepa ninguna iglesia está forzando a sus feligreses (porque a la hora que lo haga ya es acoso, extorsión, presión con apellido... moral), simplemente orientan; pero a la hora de las críticas hablamos acerca de las autoridades como entrometidas con la libertad de las familias o personas. Pero hoy en día, y es un fenómeno muy común en Chile, la mayor adhesión se da en las Iglesias Emergentes (que han salido del evangelismo histórico), y en que los pastores son muy estrictos en los ejercicios y costumbres privadas de las personas, y nadie hace crítica de eso.

Es costumbre pensar que dentro del catolicismo se da una visión muy estricta, claro, es orientadora, pero no directora, ya que el cristianismo es el ejercicio de la libertad. Jesús mismo no obliga, sino que invita.

Este tipo de vida busca constantemente vacaciones de sus obligaciones, ya que la libertad va de la mano con la responsabilidad. Las vacaciones nos llevan a tomar otras responsabilidades, a asumir la vida con tiempo libre y no culpabilizar a otros por lo que se hace o se deja de hacer. Ser "señor" significa asumir el señorío (respetar, cuidar, cultivar, proteger), y no ser servido. Es exactamente lo mismo que ocurre con nuestra fe, no esperar a que otros vengan a tomar las decisiones por ti, sino que buscar a partir de lo que es bueno, bello y verdadero. Asumir la vida significa ser señor de la misma.

Felices Vacaciones.
Escrito por: Cristian Ahumada - 17:57

martes, 13 de enero de 2009

, , , , ,

Lefebvrismo e Historia

El Concilio Vaticano II fue un acontecimiento importante en la vida de la Iglesia, ya que abrió las puertas de ésta a la modernidad, se hizo una seria reflexión en torno a la misión de la Iglesia y cuál es el verdadero sentido de la salvación en este mundo de postguerra.

El paso de una Iglesia que estaba encerrada en sí misma, a una iglesia abierta al mundo, y ver este mundo como espacio de salvación, para algunos un cambio tan radical en más de mil años puede ser fuerte, y así ocurrió con el ArzobispoMarcel Lefebvre, quien fue excomulgado de la Iglesia por haber ordenado cuatro obispos sin autorización del Papa, además de rechazar toda la doctrina del Concilio Vaticano II. Algunos Lefebvristas decían que el Obispo cismático no había firmado ningún texto conciliar.

Hoy, la página de ACIPrensa publica un artículo acerca de esta última historia, mostrando la investigación de Ignazio Ingrao, quien descubre que Monseñor Lefebvre ha firmado todos los documentos conciliares, comenzando por la Constitución Gaudium et Spes.

Personalmente cuando se "destapan" este tipo de acontecimientos hay que tomarlos con mesura, y con la medida del paso del tiempo. Si ya ha sido verificado no queda más que reconocer que el Lefebvrismo ha sido una corriente que hasta el día de hoy sigue presente en la vida eclesial, de forma cismática. Aquí en Chile conozco una iglesia de esta corriente, y amigos que pertenecen a la misma, y siempre recalcan que Monseñor Lefebvre nunca firmó un documento conciliar (sería para preservar la heroicidad), manteniendo la fidelidad a todo lo pre conciliar. Ahora con todo el peso de la evidencia histórica, no queda más que volver a releer la historia desde el desarrollo posterior del Concilio Vaticano II, y colegir cuáles son las consecuencias que han llevado a personas a tal separación.

También me ha servido para pensar en cuántas historias en menos de 50 años se han transformado en verdaderos mitos y leyendas tejidos en el interior de la vivencia más grande la Iglesia en el siglo XX; y también cuánto ha demorado en desarrollarse el espíritu conciliar. Trabajando con tanto joven comprometido con la Iglesia Católica me doy cuenta del desconocimiento que se tiene de los documentos Conciliares, partiendo por las Constituciones, se ha llegado incluso a un exagerado protagonismo de los movimientos y de personas que no han vivido la potencia del Concilio que cambió la relación de la Iglesia con el mundo, y ellos son hijos del concilio sin saberlo.

Hoy mismo, la Iglesia en América Latina se ha dado cuenta que hay que volver a reevangelizar las estructuras al interior mismo de la Institución... ¡Qué tarea! Para ello es necesario volver a estas fuentes tan ricas y que todavía no han sido desarrolladas en su totalidad

Noticia de ACIPrensa

Una Breve historia del Concilio Vaticano II
Escrito por: Cristian Ahumada - 10:31

lunes, 12 de enero de 2009

,

Ingnorancia Vencible

Era obligatorio, como todo curso mínimo en la Universidad, tomar la asignatura de Moral Fundamental, como base de todos los presupuestos en el desarrollo de la ética cristiana, sus fundamentos y principios de acción a lo largo de los criterios de discernimiento, y de cómo ésta dialoga con la ética humana. Hoy por hoy, he visto en un sinfín de comentarios de blogs, y de lecturas de otros foros, cómo se ha dado mayor énfasis a la frugalidad y al gusto de comentar por el mero hecho de comentar, sin medir las consecuencias de los discursos que armamos simplemente "por el mero hecho de que me da la gana", y con la justa contrarrespuesta de decir: "respeta mi opinión".

Es verdad que toda opinión tiene que ser respetada por la persona que lo dice, pero, sinceramente, no puede ser respetada desde el punto de vista del discurso mismo, si es que esa opinión atenta directamente contra la dignidad misma de mi persona o de terceros. En ese sentido somos ignorantes, de hecho todos tenemos cierto grado o nivel de ignorancia, es humano. Y por esta misma situación que nos es propia, existe la enseñanza y la instrucción, junto con la información necesaria para poder vencer esta ignorancia.

Ahora bien ¿qué tiene que ver esto con la moral y la ética? Mucho, ya que varias personas justifican los actos mal avenidos como producto de su ignorancia, "yo no sabía que estaba prohibido dañar los Moais de Isla de Pascua" ... "No tenía idea que estaba prohibido botar las colillas de cigarro en la vía pública en Berlín", en algunos de tantos ejemplos que se me vienen ahora a la cabeza. Pero no por ello se tienen que volver a repetir. Por lo mismo, a pesar de no ser conocidos, tienen una sanción, igual para el que conoce como para el que desconoce tal disposición legal, porque en el fondo se tiene que educar.

El gran drama que viene de la mano con este tema es el siguiente: La Ignorancia Invencible, aquella ignorancia que por más que se haya explicado, instruido y sancionado no es posible de vencer por la persona o grupos de personas. Por ejemplo, por más que las evidencias, de los ejemplos, un dictador puede seguir diciendo que ha hecho todo por el bien de su país, siendo que el resto ve que no es así. Ya eso es un problema de otro índole, que no da paso al arrepentimiento sincero.

En el Evangelio tenemos un ejemplo clarísimo sobre este punto (Lc 11,14-20):

Estaba Jesús echando fuera un demonio, que era mudo, y sucedió que cuando el demonio salió, el mudo habló; y las multitudes se maravillaron. Pero algunos de ellos dijeron: El echa fuera los demonios por Beelzebú, príncipe de los demonios. Y otros, para ponerle a prueba, demandaban de El una señal del cielo.

Pero conociendo El sus pensamientos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo es asolado; y una casa dividida contra sí misma, se derrumba.

Y si también Satanás está dividido contra sí mismo, ¿cómo permanecerá en pie su reino? Porque vosotros decís que yo echo fuera demonios por Beelzebú. Y si yo echo fuera demonios por Beelzebú, ¿por quién los echan fuera vuestros hijos? Por consiguiente, ellos serán vuestros jueces. Pero si yo por el dedo de Dios echo fuera los demonios, entonces el reino de Dios ha llegado a vosotros.


Por el temor o por los mismos conocimientos que poseemos, nos lleva a encerrarnos ante la Novedad de Dios, nuestra ignorancia puede conducirnos a perder de vista lo esencial, y en este caso a comunicarnos.

La Ignorancia puede ser vencible, siempre y cuando nos demos cuenta que nos debemos a los demás y no a nosotros mismos.
Escrito por: Cristian Ahumada - 14:02

jueves, 8 de enero de 2009

,

Razones Humanitarias

Dentro de estas horas de angustia en medio oriente se dio un respiro a los habitantes de la franja de Gaza: habilitar un corredor que, durante tres horas, pueda suministrar ayuda humanitaria a la gente que está viviendo dentro del territorio, o a aquellos que quieran salir. ¡Bendito trato humanitario!

Según estas acciones me estoy dando cuenta de los gestos que a futuro pueden tener otras naciones que pueden (y quieren) entrar en conflicto con sus vecinos para no ser tratados con toda la severidad que hace la conciencia global acerca de la guerra. En estos momentos veo que el conflicto ha tomado ribetes de humanitarismo, ¿no son acaso estos pequeños gestos los que narcotizan nuestras conciencias? Es simplemente una aplicación de maquillaje para no enrostrar que la guerra genera dolor por la muerte, y más que la muerte la pérdida de los seres queridos, incluso por la casualidad de haber estado en el lugar equivocado en el momento equivocado y en las circunstancias equivocadas. Sin ser responsables, en su menor grado de estas masacres que son maquilladas con el nombre de "conflictos de intereses". Ahora, cualquier país puede abrogarse el título de "enemigo humanitario" dando tiempo para que escapes antes de que te mate, o que puedas tomar agua antes de matarte por la sed... mmm, a esto en otros lugares se le conoció como TORTURA.

Si nos hemos dado cuenta la cantidad de tiempo dedicado a las víctimas de Gaza ha disminuido conforme al paso del tiempo en los noticiarios, pocos hablan de las protestas que se organizan frente a las embajadas de Israel en todo el planeta, e incluso el deseo de varios voluntarios de ir a Israel y poder ayudar a los refugiados que salen de la franja de Gaza.

Razón humanitaria (o razones humanitarias) son aquellas que me llevan a ponerme en el lugar del otro (empatía), poder ayudar al otro desde mi situación (solidaridad), llevar al otro a una mejor calidad de vida (superación). Pero no puedo ser humano si no me doy cuenta de que el otro tiene razón, familia, que es tan limitado como yo, en el fondo darme cuenta de que es tan humano como yo, y que tiene las mismas necesidades y mi misma dignidad, y de ahí que merece ser respetado. Y en una visión creyente, todos somos imagen y semejanza de Dios, por eso mismo no es posible mirar en menos, y faltar el respeto así a nuestros hermanos con el rostro ya desfigurado por el hambre, la inseguridad y la muerte.
Escrito por: Cristian Ahumada - 11:09

sábado, 3 de enero de 2009

, ,

De Oriente Vinieron Unos Sabios

Junto con desearles a todos ustedes unas felices fiestas de Epifanía, que ya en post anteriores he escrito sobre tan maravilloso acontecimiento que abre la salvación a los hombres y mujeres que buscan a Dios. Lo que me motiva a escribir el día de hoy es otro acontecimiento, otra Epifanía, una manifestación de la crueldad del hombre.

Son aproximadamente las 16:15 hora de Chile (GMT-4), y vengo a enterarme por las noticias que ha comenzado la invasión israelí a la franja de Gaza ¿qué futuro se está asegurando? ¿De qué seguridad me están hablando?

Justo mañana se celebra la fiesta de la Epifanía, o la Pascua de los Negros, o la fiesta de los Magos ¡De Oriente! Es la historia que todos los cristianos hemos escuchado una y otra vez del Evangelio de Mateo, aquellos extranjeros que reciben y acogen a Jesús. Ya vimos que Jesús no fue recibido adecuadamente por los suyos, y son los despreciados, y los desplazados quienes de verdad acogen el mensaje salvador. Los Sabios de Oriente se presentaron con Herodes, y por medio de éstos el rey de Israel se enteró del nacimiento de su mayor amenaza (un pequeño niño envuelto en pañales que había nacido no hace mucho tiempo).

Si se hubiese repetido esta historia el día de hoy, aquellos hombres de oriente hubiesen sido vistos como subversivos, agresores de las tradiciones, que llevan a la revolución. Las autoridades israelitas les hubiesen lanzado toda la artillería liviana, y los hubiesen expulsados de sus territorios, junto con estas medidas tomadas, también les cerrarían las fronteras; y para que no quepan dudas les hubieran levantado muros que no alcanzasen a ver la luz que nace de lo alto. No nos olvidemos que la paz es fruto de la justicia, y la justicia brota de la verdad.

No nos olvidemos que la Historia de la Biblia tiene muchas intervenciones de los "vecinos", que ayudan a los patriarcas a vivir como forasteros en esta tierra, que Dios no les manda conquistar, sino que se las entrega como don para administrar. Israel tiene que recordar que los regalos que entrega Dios no se reclaman, y que por sobre todas las cosas, se tienen que compartir.

De oriente vinieron unos sabios, y ellos lo que hicieron con esa familia excluida de Israel, fue compartir sus riquezas con aquel que, siendo rico, se hizo pobre como nosotros.
Escrito por: Cristian Ahumada - 16:47
, ,

A la Virgen de la Epifanía




(Pedro María Casaldáliga)


Del Oriente, del Mar, del Mediodía,
¡todas las gentes hoy ganamos puerto
—caravanas de Dios por el desierto,
de su querencia—, en esta Epifanía

del Verbo consagrado en Tí, María,
y en Sacramento de humildad cubierto!
Doblada el alma y el tesoro abierto,
ganamos hoy, por fin, la teofanía

del Sinaí velado en mansedumbre
y al aire de tus brisas apagado:
el rostro del Señor, sobre tu cumbre:

la Nueva Ley, grabada en la sencilla
Presencia de un infante recostado
sobre este Sinaí de tu rodilla
Escrito por: Cristian Ahumada - 12:08