Subscribe & Follow

Free counter and web stats

Sensus Fidelium

Una fe que no se piensa, es una fe muerta

Con tecnología de Blogger.

Bonjour & Welcome

Followers

Visitas

Pages

miércoles, 31 de octubre de 2007

Monjes masacrados en Birmania

(El siguiente texto es un correo que me envió un sacerdote amigo desde España, deseo publicarlo en mi blog para ver, de primera fuente lo que ha ocurrido en ese país de Asia)

Traducción de un correo que tiene como fecha el lunes 1 de octubre de 2007. Ha sido enviado por algunos amigos.

Situación en Birmania, según un email recibido:

Hace unas horas acabamos de recibir una llamada telefónica de nuestra hermana que vive en Yangon. La BBC WORLD ha dicho que han sido arrestados 200 monjes. La realidad es muy distinta.

El monasterio de un barrio poco conocido de Yangon, que es conocido como Ngwe Kyar Yan (Calle Wei-za-yan-tar de Yangón) ha sido invadido por la policía, esta mañana.

Una tropa de «lone-tein» (policía antidisturbios formada por malhechores pagados), protegida por camiones militares ha entrado en el monasterio donde estudiaban 200 monjes. Uno a uno, les han ordenado a todos los monjes que se alinearan, les han golpeado y les han aplastado la cabeza contra los muros del monasterio. Uno a uno, los monjes sin mostrar resistencia alguna, han muerto aullando de dolor. Después, los policías les han arrancado sus vestidos rojos, han cogido sus cuerpos y los han arrojado a los camiones militares (como si se tratara de sacos de arroz).

El monje principal ha sido atado en el centro del monasterio, torturado y maltratado; ha muerto un poco más tarde. Decenas de miles de personas se habían reunido delante del monasterio. Rechazados por los militares armados con bayonetas, han sido incapaces de ayudar a los monjes que se dejaban masacrar en el interior del monasterio. Todas sus tentativas fueron inútiles.

Cundo se acabó todo, de los 200 sólo quedaban 10 monjes vivos los cuales habían conseguido ocultarse en el monasterio. Tanto los muros como el suelo del monasterio han quedado manchados de sangre.

Por favor, contad a vuestra gente la realidad de la suerte que han corrido estos monjes. Hacedlo, ¡por favor!

Aye Aye

Hong Kong

Bernard Spiegeleer

Escrito por: Cristian Ahumada - 07:43

lunes, 29 de octubre de 2007

,

Las medicinas no pueden acabar con la vida, afirma el Papa (Fuente: Zenit.org)

Las medicinas no pueden concebirse para acabar con la vida de las personas, como es en el caso del aborto o la eutanasia, afirmó Benedicto XVI este lunes al recibir a los participantes en el vigésimo quinto Congreso Internacional de los Farmacéuticos Católicos.


Al mismo tiempo, lanzó un llamamiento a la solidaridad para que se permita el acceso a los medicamentos de primera necesidad a todas, las personas, en particular, los más pobres.

«No es posible anestesiar las conciencias, por ejemplo, ante los efectos de moléculas que tienen por objetivo evitar la anidación de un embrión o abreviar la vida de una persona», afirmó el Papa en un discurso pronunciado en francés.

El farmacéutico, aseguró, debe sensibilizar las conciencias «para que todo ser humano sea protegido desde su concepción hasta su muerte natural, y que los medicamentos cumplan verdaderamente con su papel terapéutico».

El pontífice recordó asimismo que «ninguna persona puede ser utilizada, de manera irresponsable, como objeto para realizar experimentos terapéuticos; éstos tienen que desarrollarse según los protocolos que respetan las normas éticas fundamentales».

«Todo tratamiento o experimento tiene que tener por perspectiva mejorar el bienestar de la persona, y no sólo la búsqueda de avances científicos», advirtió.

Según los principios morales fundamentales, aclaró, «perseguir el bien para la humanidad no puede hacerse en detrimento del bien de las personas en tratamiento».

El discurso del obispo de Roma se convirtió también en una enérgica defensa de «la objeción de conciencia, que es un derecho y que debe ser reconocido» para que los farmacéuticos no tengan que «colaborar, directa o indirectamente, en el suministro de productos que tienen por objetivo opciones claramente inmorales, como por ejemplo, el aborto y la eutanasia».

Por último, Benedicto XVI lanzó un llamamiento para que el mundo farmacéutico y todos los que giran a su alrededor tengan «la preocupación de la solidaridad en el campo terapéutico, para permitir el acceso a los tratamientos y a los medicamentos de primera necesidad a todas las capas de la población y en todos los países, en particular, a las personas más pobres».

¿Qué nos ocurre en Chile cuando están obligando a las Farmacias a vender la "Píldora del Día Después"?

Escrito por: Cristian Ahumada - 21:08

domingo, 28 de octubre de 2007

, ,

All Hallow's Eve

Después de varios (demasiados) días sin escribir, debido a la cantidad de actividades y trabajos que he tenido, quiero contarles algo que me ocurrió en una clase: algunos jóvenes decidieron adornar su sala con motivos de Halloween, tradición y costumbre foránea y que a más de uno le ha traído una compra adicional por la célebre (y no muy querida) frase "Dulce o Travesura". Pues bien, estos jóvenes decidieron adornar su sala con motivos de ése día. Hubo, claramente, que explicarles que ésa no es la intención de un colegio con inspiración católica. Pero me llamó mucho la atención de que después los mimos jóvenes estuviesen buscando el significado de la fiesta.

Eso me lleva a pensar de tantas ideas y comentarios que se han hecho sobre una fiesta que, con el paso de los años, se ha instaurado en Chile, y en otros países es algo natural a su gente.

Por una parte todos recordamos a los seres que ha pasado por este mundo y que, como si fuese una simple visita en el jardín del tiempo, ya nos han dejado para ir al paraíso de lo eterno.

El origen de las fiestas de los muertos, se remontan a la tradición celta. Se piensa que el 31 de octubre era la noche en que el velo los espíritus de los muertos y los vivos era más delgado. Había que aplacarlos o "hacerles un regalo", pues de otro modo les harían diabluras a los vivos. En las cimas de las colinas se encendían grandes hogueras para ahuyentar a los espíritus malos y aplacar a las potestades sobrenaturales que regían los procesos de la naturaleza. este dia se escogio la fecha del 31 de octubre. no es mera coincidencia.

El cristianismo quizo cristianizar esta fiesta, por ello es que tenemos el día 1 de noviembre la fiesta de Todos los Santos, siendo, en Irlanda (zona del origen de la fiesta de los muertos), el día 31 de octubre la fiesta de All Hallow's eve (víspera de todos los Santos), que con las contracciones gramaticales que derivó en lo que conocemos Halloween.

Algunos piensan que la fiesta de Halloween tiene que ver con prácticas satánicas, en otros casos piensan que no tiene que ver con la cristianidad, pero vemos ya que la misma palabra tiene que ver: CELEBREMOS A NUESTROS SANTOS.

¿Qué hacer entonces para educar a nuestros niños? (tomado de Aciprensa)

¿Cómo darle a los hijos una enseñanza auténtica de la fe católica en estas fechas? ¿Cómo hacer que se diviertan con un propósito verdaderamente católico y cristiano? ¿Qué podemos enseñarles a los niños sobre esta fiesta?

Ante la realidad que inunda nuestro medio y que es promovida sin medida por el consumismo nos preguntamos ¿qué hacer? ¿Taparnos los ojos para no ver la realidad? ¿Buscar buenas excusas para justificar su presencia y no darle mayor importancia a este "juego"? ¿Debemos prohibirles a nuestros hijos participar en el halloween mientras que sus vecinos y amigos se "divierten"? ¿Serían capaces los niños de entender todos los peligros que corren y por qué de nuestra negativa a participar en esto?

La respuesta no es sencilla, sin embargo creemos que sí hay algunas cosas que podemos hacer:

Lo primero es organizar una catequesis con los niños en los días anteriores al halloween, con el objeto de enseñarles el por qué de la festividad católica de Todos los Santos y los Fieles Difuntos, haciéndoles ver la importancia de celebrar nuestros Santos, como modelos de la fe, como verdaderos seguidores de Cristo.

En las catequesis y actividades previas a estas fechas, es buena idea que nuestros hijos inviten a sus amigos, para que se atenúe el impacto de rechazo social y sus compañeros entiendan por qué no participan de la misma forma que todo el mundo.

Debemos explicarles de manera sencilla y clara, pero firme, lo negativo que hay en el Halloween y la manera en que se festeja. Es necesario explicarles que Dios quiere que seamos buenos y que no nos identifiquemos ni con las brujas ni con los monstruos, pues nosotros somos hijos de Dios.

Proponemos a los padres de familia una opción para sus hijos, pues seguramente los niños querrán salir con sus amigos en la noche del Halloween: Los niños pueden disfrazarse de ángeles y preparar pequeñas bolsas con dulces, regalos o tarjetitas con mensajes y pasar de casa en casa, y en lugar de hacer el "obsequio o truco" o de pedir dulces, regalarlos a los hogares que visiten y que expliquen que entregan dulces porque la Iglesia Católica tendrá muy pronto una fiesta muy importante en la que se celebra a todos aquellos que fueron como nosotros deberíamos ser: los Santos.

Aunque este cambio no será sencillo para los niños, es necesario vivir congruentemente con nuestra fe, y no permitir que los más pequeños tomen como algo natural la connotación negativa del halloween. Con valor y sentido cristiano, los católicos podemos dar a estas fechas, el significado que tienen en el marco de nuestra fe.

Escrito por: Cristian Ahumada - 19:26

lunes, 15 de octubre de 2007

Santa Teresa de Ávila

Teresa de Cepeda y Ahumada (Ávila o Gotarrendura, España, 28 de marzo de 1515 – Alba de Tormes, 4 de octubre de 1582) religiosa, Doctora de la Iglesia Católica, mística y escritora española; fundadora de las carmelitas descalzas, rama de la Orden de Nuestra Señora del Monte Carmelo (o carmelitas). También es conocida por el nombre de santa Teresa de Jesús o simplemente santa Teresa de Ávila.


Continúa la lectura...

Teresa nació en la ciudad castellana de Ávila, el 28 de marzo de 1515. A los siete años, tenía ya gran predilección por la lectura de las vidas de santos. Su hermano Rodrigo era casi de su misma edad de suerte que acostumbraban jugar juntos. Los dos niños, eran muy impresionados por el pensamiento de la eternidad, admiraban las victorias de los santos al conquistar la gloria eterna y repetían incansablemente: "Gozarán de Dios para siempre, para siempre, para siempre . . ."

Como escritora mística

Santa Teresa escribió el "Camino de Perfección" para dirigir a sus religiosas, y el libro de las "Fundaciones" para edificarlas y alentarlas. En cuanto al "Castillo Interior", puede considerarse que lo escribió para instrucción de todos los cristianos, y en esa obra se muestra la santa como verdadera doctora de la vida espiritual.

Al llegar a Alba de Tormes, en julio de 1580, la santa tuvo que acostarse inmediatamente. Tres días más tarde, dijo a la Beata Ana: "Por fin, hija mía, ha llegado la hora de mi muerte". El P. Antonio de Heredia le dio los últimos sacramentos y le preguntó donde quería que la sepultasen. Teresa replicó sencillamente: "¿Tengo que decidirlo yo? ¿Me van a negar aquí un agujero para mi cuerpo?" Cuando el P. de Heredia le llevó el viático, la santa consiguió erguirse en el lecho, y exclamó: "¡Oh, Señor, por fin ha llegado la hora de vernos cara a cara!" Santa Teresa de Jesús, visiblemente transportada por lo que el Señor le mostraba, murió en brazos de la Beata Ana a las 9 de la noche del 4 de octubre de 1582.

Precisamente al día siguiente, entró en vigor la reforma gregoriana del calendario, que suprimió diez días, de suerte que la fiesta de la santa fue fijada, más tarde, el 15 de octubre.

Santa Teresa fue sepultada en Alba de Tormes, donde reposan todavía sus reliquias.

Su canonización tuvo lugar en 1622.

Muero porque no muero

Vivo sin vivir en mí
Y tan alta vida espero
Que muero porque no muero.

Vivo ya fuera de mí
Después que muero de amor,
Porque vivo en el Señor
Que me quiso para Sí.
Cuando el corazón le di
Puso en él este letrero:
Que muero porque no muero.

Esta divina prisión
Del amor con que yo vivo
Ha hecho a Dios mi cautivo
Y libre mi corazón;
Y causa en mí tal pasión
Ver a Dios mi prisionero,
Que muero porque no muero.

¡Ay, que larga es esta vida,
Qué duros estos destierros,
Esta cárcel y estos hierros
En que el alma esta metida!
Sólo esperar la salida
Me causa dolor tan fiero,
Que muero porque no muero.

iAy, que vida tan amarga
Do no se goza el Señor!
Porque si es dulce el amor,
No lo es la esperanza larga:
Quíteme Dios esta carga
Más pesada que el acero,
Que muero porque no muero.

Sólo con la confianza
Vivo de que he de morir,
Porque muriendo el vivir
Me asegura mi esperanza.
Muerte do el vivir se alcanza,
No te tardes, que te espero,
Que muero porque no muero.

Mira que el amor es fuerte;
Vida, no me seas molesta,
Mira que sólo te resta,
Para ganarte, perderte;
Venga ya la dulce muerte,
Venga el morir muy ligero,
Que muero porque no muero.

Aquella vida de arriba,
Que es la vida verdadera,
Hasta que esta vida muera
No se goza estando viva.
Muerte, no seas esquiva;
Viva muriendo primero,
Que muero porque no muero.

Vida, ¿que puedo yo darle
A mi Dios que vive en mí,
Si no es perderte a ti
Para mejor a El gozarle?
Quiero muriendo alcanzarle,
Pues a El solo es al que quiero.
Que muero porque no muero.
Escrito por: Cristian Ahumada - 09:25