Subscribe & Follow

Free counter and web stats

Sensus Fidelium

Una fe que no se piensa, es una fe muerta

Con tecnología de Blogger.

Bonjour & Welcome

Followers

Visitas

Archivo de historias

Pages

jueves, 30 de marzo de 2006

Primer Aniversario de la partida de Juan Pablo II

Conversando con mis alumnos les comentaba que vamos a cumplir, el día tres de abril, un año del fallecimiento del Papa Juan Pablo II. Y uno de los niños me dijo ¿Tan rápido pasó el tiempo?


Claro que ha pasado tan rápido el tiempo que no nos hemos dado cuenta del paso de éste. Mientras escribo estas líneas me acuerdo de lo que les explicaba a mis alumnos: nunca habían visto el cambio de Pontífices en su vida (yo ya llevaba el cambio de Pablo VI, Juan Pablo I, y Juan Pablo II), y ahora con Benedicto XVI; qué veloz ha pasado este periplo y qué imágenes se me ha venido a la memoria con Juan Pablo II.


Juan Pablo IICon la muerte de Juan Pablo II se han generado muchos cambios en la visión de la figura de la Iglesia y del Pontificado, se ha visto una iglesia que sigue en marcha, caminando hacia el encuentro del Padre. Con Benedicto XVI nuestra Iglesia vive un tiempo de profecía y de cambio, que ante la experiencia misma de la sociedad cambiante, sigue el esfuerzo del diálogo ante el mundo. No se puede negar que cuando se habló de Joseph Ratzinger como el nuevo vicario de Cristo en la Tierra, se pensó en un retroceso, de un dinosaurio conservador que no daría impulso al Espíritu de Dios. Todo lo contario, como una visión renovada del amor de Dios hacia el hombre nos hemos sorprendido con el corazón de un hombre de razones y fe.


Juan Pablo II fue el iniciador de los cambios estructurales de nuestra cultura occidental, un cambio necesario en la configuración de la sociedad. Su figura mediática encendió muchos corazones en el mundo, pero también marcó a muchos hombres, como a aquel que está escribiendo estas líneas, con su oración, su dedicación hacia el perdón y cercanía mostró el rostro amoroso del Padre.


Gracias Señor por el don de Pedro en Nuestra Iglesia, que nos hace ver un signo de unidad y de amor en un mundo dividido por el odio y la desconfianza. La llamada de Juan Pablo II a la casa del Padre, ha sido un hermoso peregrinar que todos debemos algún día cumplir.


Powered by Qumana


Escrito por: Cristian Ahumada - 20:55

domingo, 26 de marzo de 2006

¿Qué es criticar?

En el sentido estricto significa pensar para separar lo verdadero de lo falso, lo esencial de lo accesorio. Es detectar la verdad en medio de las cosas. No dejarse llevar por la publicidad o la propaganda. Es buscar, ante los problemas, soluciones concretas a la luz de los valores humanos (también los valores del Evangelio) e implementarlas. No es huir de nosotros mismos ni de la realidad que nos rodea.


CrisisCrítica viene de la palabra “crisis”, que significa juicio, purificación. Es necesario para nosotros desarrollar la capacidad de juzgar. En las religiones hay muchas personas que viven incapacitadas de analizar evangélicamente la realidad. De ahí la indiferencia y la religiosidad inmadura.


Se creen cosas contradictorias porque se actúa más con los sentimientos que con la razón. Para la inteligencia la verdad sólo puede ser única. Para los sentimientos no. El hábito de actuar más por los sentimientos es un gran obstáculo en el camino del desarrollo del sentido crítico que presupone un proceso lógico y racional.


Tener sentido crítico significa tener principios


La pregunta clave aquí es: ¿esto crea más vida para mí y para los demás? El sentido crítico no significa discutir con la sociedad. Es crear una estrategia para vivir en la sociedad con los propios principios.


Amplitud de visión


Hay que destacar que no es suficiente formar el sentido crítico del cristiano sólo diciendo: “Estos son los valores y estos los contravalores”. Es importante tener una visión de futuro. La crítica debe ayudar al desarrollo del proceso histórico en el que participa.


Por falta de sentido crítico muchos cristianos apoyaron el nazismo de Hitler, el fascismo de Mussolini o las dictaduras. Sólo percibieron algunas medidas válidas y justas pero no tuvieron el suficiente sentido crítico para percibir los falsos valores hacia los que se caminaba. Muchos, por ejemplo, consideraron bueno el régimen de Mussolini porque los trenes llegaban a la hora.



Powered by Qumana


Escrito por: Cristian Ahumada - 19:08

viernes, 24 de marzo de 2006

"Hizo Doce" y la creación de quince cardenales

"Hizo Doce" (Mc 3,14) esta expresión (la traducción es de la Biblia de Jerusalén) es de connotación hebrea, que sólo es aplicable a Dios, quie hace nuevas todas las cosas, y que crea la vida. Me llama mucho la atención esta frase, que viniendo de un lenguaje tan plástico y vital, se inserte en un lenguaje tan abstracto y formal como lo era el griego de los evangelios (conocido como koiné). Hago esta observación porque en varios medios de comunicación se ha empleado la palabra "designación", "nombramiento", "institución", pero no se ocupa la palabra que, técnicamente, debería emplearse: creación.


Guardando las proporciones este concepto tiene mayor continuidad bíblica y de la experiencia cristiana, aunque el término de "Cardenal" es de los comienzos del primer milenio de nuestra historia, como una forma de evitar la corrupción y los anhelos de poder que existían en Roma por las presiones de las familias que estaban en torno al poder eclesial (hubo una buena reseña de ello en The History Channel en estos días). Hoy la figura del cardenal lleva un nivel más puro y espiritual que en la época anterior, pero no deja de ser cierto que esta forma de acompañar al Sumo Pontífice en su labor de Pastor de la Iglesia Universal, sigue siendo un camino, un medio, que como es llevada por hombres es perfectible y purificable.


Por ese motivo creo que la palabra creación lleva a entender que este es un llamado de Dios al servicio real (siendo verdaderos pastores), que caminan hacia el encuentro del Señor, tal como lo vivieron los apóstoles al seguir el camino del Maestro.


Dejo también aquí la continuación de la catequesis del Papa Benedicto XVI, sobre la institución de los Doce, como "Testigos y enviados de Cristo". Que tengan un buen fin de semana.


Powered by Qumana


Escrito por: Cristian Ahumada - 22:35
,

Sobre el amor de Dios

Esta es la homilía del próximo domingo que salió publicada en Zenit.org, me ha parecido pertinente publicarla en mi blog, porque me ha llegado al corazón toda la profundidad que se aplica al amor de Dios en el Evangelio de Juan.


¡Tanto amó Dios al mundo!

En el Evangelio de este domingo encontramos una de las frases absolutamente más bellas y consoladoras de la Biblia: «Tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna».

Para hablarnos de su amor, Dios se ha servido de las experiencias de amor que el hombre tiene en el ámbito natural. Dante dice que en Dios existe, como atado en un único volumen, «lo que en el mundo se desencuaderna». Todos los amores humanos –conyugal, paterno, materno, de amistad-- son páginas de un cuaderno, o chispas de un incendio, que tiene en Dios su fuente y plenitud.

Ante todo Dios, en la Biblia, nos habla de su amor a través de la imagen del amor paterno. El amor paterno está hecho de estímulo, de impulso. El padre quiere hacer crecer al hijo, empujándole a que dé lo mejor de sí. Por ello difícilmente un padre alabará al hijo incondicionalmente en su presencia. Teme que se crea cumplido y no se esfuerce más. Un rasgo del amor paterno es también la corrección. Pero un verdadero padre es asimismo aquel que da libertad, seguridad al hijo, que le hace sentirse protegido en la vida. He aquí por qué Dios se presenta al hombre, a lo largo de toda la revelación, como su «roca y baluarte», «fortaleza siempre cerca en las angustias».

Otras veces Dios nos habla con la imagen del amor materno. Dice: «¿Acaso olvida una mujer a su niño, sin compadecerse del hijo de sus entrañas? Pues aunque ésas llegasen a olvidar, yo no te olvido» (Is 49, 15). El amor de la madre está hecho de acogida, de compasión y de ternura; es un amor «entrañable». Las madres son siempre un poco cómplices de los hijos y con frecuencia deben defenderles e interceder por ellos ante el padre. Se habla siempre del poder de Dios y de su fuerza; pero la Biblia nos habla también de una debilidad de Dios, de una impotencia suya. Es la «debilidad» materna.

El hombre conoce por experiencia otro tipo de amor, el amor esponsal, del cual se dice que es «fuerte como la muerte» y cuyas llamas «son flechas de fuego» (Ct 8, 6). Y también a este tipo de amor ha recurrido Dios para convencernos de su apasionado amor por nosotros. Todos los términos típicos del amor entre hombre y mujer, incluido el término «seducción», son empleados en la Biblia para describir el amor de Dios por el hombre.

Jesús llevó a cumplimiento todas estas formas de amor, paterno, materno, esponsal (¡cuántas veces se ha comparado a un esposo!); pero les añadió otra: el amor de amistad. Decía a sus discípulos: «No os llamo ya siervos... a vosotros os he llamado amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer» (Jn 15, 15).

¿Qué es la amistad? La amistad puede constituir un vínculo más fuerte que el parentesco mismo. El parentesco consiste en tener la misma sangre; la amistad en tener los mismos gustos, ideales, intereses. Nace de la confidencia, esto es, del hecho de que confío a otro lo más íntimo y personal de mis pensamientos y experiencias.

Ahora: Jesús explica que nos llama amigos, porque todo lo que él sabía de su Padre celestial nos lo ha dado a conocer, nos lo han confiado. ¡Nos ha hecho partícipes de los secretos de familia de la Trinidad! Por ejemplo, del hecho de que Dios prefiere a los pequeños y a los pobres, de que nos ama como un papá, de que nos tiene preparado un lugar. Jesús da a la palabra «amigos» su sentido más pleno.

¿Qué debemos hacer después de haber recordado este amor? Algo sencillísimo: creer en el amor de Dios, acogerlo; repetir conmovidos, con San Juan: «¡Nosotros hemos creído en el amor que Dios nos tiene!» (1 Juan 4, 16).



Powered by Qumana


Escrito por: Cristian Ahumada - 22:13

martes, 21 de marzo de 2006

Mito de Edipo

El Mito de Edipo, escrito por Sófocles, nos muestra el misterio que encierra el drama griego del destino del hombre. Este trabajo está hecho para descubrir que el nombre dado a cada uno de nosotros nos debemos hacer cargo de nuestro destino y no evadirlo.


Edipo significa "el de los pies hinchados", en su nacimiento se destaca las características de sus pies tan inflamados que, el nombre lo identifica. El desarrollo del mito nos hace ver que la profecía que se dice hacia él tiene dos elementos: "matarás a tu padre y te casarás con tu madre", ante lo cual el mismo protagonista trata de eludir. El tiempo hace su trabajo, Edipo huye, se va haciendo hombre y guerrero, vagando errante por el mundo antiguo, hasta que llega a un pueblo desconocido para él, y en el cual se tiene que enfrentar a un hombre que le pregunta su nombre, lo mata y entra al pueblo que era asolado por la mítica esfinge (una mezcla entre felino y mujer), que empobrecía al reino.


Edipo escuchó hablar que la esfinge le hacía una adivinanza a los hombres que la enfrentaban, y, si adivinaban la esfinge se iría del pueblo y el guerrero que triunfase reclamaría el reino para sí y se casaría con la mujer del rey difunto. Pero si erraba la respuesta era muerto de forma inmediata. Edipo, hombre que entendía las adivinanzas fue donde la esfinge, la cual dio la siguiente adivinanza:


"¿Cuál es el animal que a la mañana camina en cuatro patas, a mediodía en dos y al atardecer en tres?"


La respuesta que nosotros daríamos sería el hombre, y esa fue la afirmación de Edipo, ante tal respuesta la esfinge desapareció. Edipo pensó que esta respuesta le abría nuevas oportunidades, fue declarado rey, se casó con la viuda del rey anterior, y tuvo un próspero reinado. Pero la profecía y la maldición estaban latentes.


Pasados los años apareció un hombre que, delante de Edipo, denunció que la profecía había sido cumplida, pues el hombre que había matado al llegar al reino, era su padre, y la mujer con que se había casado (Iokasta) era su madre. Ante tal dolor, pues su destino había sido cumplido a cabalidad, él desidió huir de su reino y arrancarse los ojos para no ver tal vergüenza y dolor. Y Edipo vagó por el mundo, sin decirle a nadie quién era.


¿Cuál fue el error de Edipo? La respuesta que dio, fíjense que su nombre significa "el de los pies hinchados", le costaba caminar en su infancia, ya cuando fue adulto pudo caminar con normalidad, y ya siendo un anciano, y además ciego, tuvo que caminar con un bastón, es decir, con tres pies. La respuesta que debió haber dicho era: "YO".


¿Qué nos dice este relato para nosotros? Mucho: debemos enfrentarnos con nuestra realidad, asumirla tal como es, y no dejar para más tarde nuestra historia, con sus luces y sombras, pues, tarde o temprano nuestro destino vendrá y cobrará su cuota de la vida.


Aunque suene trágico también es importante saber asumir nuestra realidad, nuestra vida sin vergüenza de lo que somos y de lo que hacemos. Dios mismo asume nuestra realidad y no lo hace con vergüenza, el mismo nombre de Jesús (Dios Salva) y Emmanuel (Dios con nosotros) nos hace ver la misión de nuestro salvador: salva, porque está con nosotros.


Powered by Qumana


Escrito por: Cristian Ahumada - 23:32

El Creacionismo

Hace unas semanas atrás en el Blog de Libardo Buitrago se mencionaba la discusión frente al evolucionismo darwiniano y la nueva teoría del Diseño Inteligente, yo defiendo la evolución y la creación del hombre (el cual desarrollé en el tema "Sobre el Alma del Ser Humano").


Ahora en la página de Periodista Digital aparece un artículo en el que se dice lo siguiente: "Creo que el creacionismo es...un error categórico, que parte de la Biblia como si fuera una teoría como cualquier otra...Mi preocupación es que el creacionismo puede terminar reduciendo la doctrina de la creación en lugar de ensalzarla"


Para seguir con la lectura completa del artículo léelo aquí.


Powered by Qumana


Escrito por: Cristian Ahumada - 08:45

domingo, 19 de marzo de 2006

San José

Quería hoy escribir sobre san José, porque he escuchado a varios sacerdotes mayores sobre la misión que cumplió este patriarca en la historia de la salvación, había comenzado con la redacción, pero me vi superado por el mensaje del Ángelus de hoy que comunicó su Santidad Benedicto XVI, sólo una reflexión en torno a este mensaje: José, es sin lugar a dudas, uno de los modelos de la fe que deberíamos volver a tener en el siglo XXI. Después de esta lectura podrán comprender por qué digo esto.

San JoséHoy, 19 de marzo, es la solemnidad de San José, pero al coincidir con el tercer domingo de Cuaresma, su celebración litúrgica se pospone para mañana. Sin embargo, el contexto mariano del Ángelus invita a detenerse con veneración en la figura del esposo de la Santísima Virgen María y Patrono de la Iglesia universal. Me gusta recordar que de San José era muy devoto también el amado Juan Pablo II, quien le dedicó la Exhortación Apostólica Redemptoris Custos – Custodio del Redentor -  y con seguridad experimentó su asistencia en la hora de la muerte.

La figura de este gran Santo, aún permaneciendo más bien escondida, reviste en la historia de la salvación una importancia fundamental. Ante todo, al pertenecer a la tribu de Judá, unió a Jesús a la descendencia davídica, de forma que, realizando las promesas sobre el Mesías, el Hijo de la Virgen María puede llamarse verdaderamente «hijo de David». El Evangelio de Mateo, de manera especial, pone de relieve las profecías mesiánicas que hallaron cumplimiento mediante el papel de José: el nacimiento de Jesús en Belén (2,1-6); su paso por Egipto, donde la Sagrada Familia se había refugiado (2,13-15); el sobrenombre de «Nazareno» (2,22-23). En todo ello él se demostró, como su esposa María, auténtico heredero de la fe de Abraham: fe en el Dios que guía los acontecimientos de la historia según su misterioso plan salvífico. Su grandeza, como la de María, resalta aún más porque su misión se desarrolló en la humildad y en lo escondido de la casa de Nazaret. Además, Dios mismo, en la Persona de su Hijo encarnado, eligió este camino y este estilo de vida en la existencia terrena.

Del ejemplo de San José llega a todos nosotros una fuerte invitación a desarrollar con fidelidad, sencillez y modestia la tarea que la Providencia nos ha asignado. Pienso ante todo en los padres y madres de familia, y ruego para que sepan siempre apreciar la belleza de una vida sencilla y laboriosa, cultivando con atención la relación conyugal y cumpliendo con entusiasmo la grande y no fácil misión educadora. A los sacerdotes, que ejercen la paternidad respecto a las comunidades eclesiales, les obtenga San José amar a la Iglesia con afecto y plena dedicación, y sostenga a las personas consagradas en su gozosa y fiel observancia de los consejos evangélicos de pobreza, castidad y obediencia. Que proteja a los trabajadores de todo el mundo para que contribuyan con sus distintas profesiones al progreso de toda la humanidad, y que ayude a todo cristiano a realizar con confianza y amor la voluntad de Dios, cooperando así al cumplimiento de la obra de la salvación.


Powered by Qumana


Escrito por: Cristian Ahumada - 13:25

viernes, 17 de marzo de 2006

La religión, ¿constituye a una cultura?

Conversando con un colega de filosofía hace varios años atrás me hizo ver lo siguiente, que uno de los elementos fundamentales de una cultura ha sido y es la religión. ¿Cuáles son los otros elementos que lo constituyen? El lenguaje, su historia, sus artes, sus estamentos sociales, en una palabra su cosmovisión.


Se dan varias voces que dejan de lado la religión no es un elemento constitutivo de la cultura, ya la misma constitución europea deja de lado el cristianismo como elemento que está en el fundamento de su cultura. No me cabe duda que se está relegando a la religión, como algo privatizado y de carácter infantil; como que la modernidad y posmodernidad declaran que ser religioso es un retroceso del pensamiento humano.


Mi amigo filósofo es agnóstico, y con firmes fundamentos se declara tal. Pero reconoce que la religión no puede dejarse de lado en la cultura, el ser humano es en su propia experiencia un ser religioso, siempre ha buscado "religarse" a algo que lo trascienda y lo supere, ¿será necesidad? Creo que sí.


Pero la madurez del pensamiento occidental ha ido buscando salidas a esta adicción, cualquier pensamiento o paradigma que deje de lado la dependencia religiosa. Para mí es una amputación de un elemento constituyente de la antropología, ya que constato que los seres humanos buscamos algo "más allá" de nuestra realidad y de nuestra rutina. En este aspecto la religión constituye a la cultura, y no veo cultura que no tenga un ingrediente religioso.


Powered by Qumana


Escrito por: Cristian Ahumada - 22:08

miércoles, 15 de marzo de 2006

Cristo y la Iglesia

Hoy me encontré con las catequesis (educación progresiva de la fe) del Papa Benedicto XVI, y desde este miércoles, comenzará con un tema que a mí me fascina, porque muestra una faceta de la Iglesia que va relacionada con el ser mismo de ella y su misión. La relación entre Cristo y la Iglesia.


CopistaEl Romano Pontífice comienza sus catequesis de esta manera:


"En las próximas catequesis de los miércoles deseo hablar sobre el misterio de la relación entre Cristo y la Iglesia, y mostrar cómo la luz del rostro de Cristo se refleja en el rostro de ella, puesto que ha sido constituida sobre el fundamento de los Apóstoles.


En cuanto al anuncio del Reino por parte de Jesús, que a veces ha sido interpretado de manera individualista, es necesario afirmar que tiene una finalidad comunitaria, es decir, reunir y salvar a todo el Pueblo de Dios, como signo de la llegada del tiempo escatológico. Eligiendo a los Doce, e introduciéndolos en una comunión de vida con él y haciéndolos partícipes de su misma misión, Jesús quiere indicar que ha llegado el tiempo definitivo en que se cumplen las promesas de Dios.


Los doce Apóstoles son el signo más evidente de la voluntad de Jesús respecto a la misión de su Iglesia. Entre el Hijo de Dios hecho carne y su Iglesia no hay contraposición sino una profunda y misteriosa continuidad. Por eso no tiene sentido una frase que se ha difundido durante algún tiempo: “Jesús sí, la Iglesia no”. Cristo está presente hoy en su pueblo y, de modo particular, en aquellos que son los sucesores de los Apóstoles."


Parecen sencillas palabras, pero cada párrafo encierra un desarrollo y una reflexión de siglos que ha hecho la Iglesia sobre sí misma, pero no encimismada. Y lo hace diciendo que es reflejo del mismo Cristo, que no es de carácter individualista, y que su misión es y sigue siendo, el anuncio escatológico del Reino de Dios. ¿Nos habremos olvidado de este sentido final, quedándonos solo en la inmanencia y contingencia de nuestra vida? Benedicto nos hace ver un poco más allá del "más acá".


Powered by Qumana


Escrito por: Cristian Ahumada - 21:59

domingo, 12 de marzo de 2006

Homosexualidad, una reflexión personal por Jutta Burggraf

El tema de la homosexualidad es un tema delicado, complicado, y atingente en estos nuevos tiempos. Creo que la visión de la homosexualidad y la reivindicación de sus derechos, especialmente por el tema de las uniones de homosexuales y sus derechos para sus parejas ha sido pan de cada día en las sociedades modernas, y ahora en Chile también ha sido tema de conversación.


Aquí les dejo el artículo de mi amiga Marta Salazar sobre un comentario de Jutta Burggraf, que me ha iluminado a plantear este tema en mi blog, espero poder luego publicar un pequeño artículo de lo que dice la Biblia sobre la homosexualidad.


Powered by Qumana


Escrito por: Cristian Ahumada - 12:03

sábado, 11 de marzo de 2006

Imagen y Semejanza de Dios

Creación del hombre


Hoy en la tarde del sábado veo un comentario de la falsa humildad, y cómo me citan en el Blog de Desde mi Roble, me ha parecido intersante el desarrollo que se prepara en el artículo. Pero me deja con una "tarea pendiente", ya que no queda claro qué significa ser "imagen y semejanza de Dios" ¿será que la imagen es porque tenemos ciertos elementos que nos hacen iguales a Dios, y que la semejanza es porque somos imperfectos?, no, no lo creo así, y eso es lo que quiero desarrollar en pocas líneas; ya que la imagen y semejanza de Dios es la base de nuestra dignidad humana, como hijos e hijas dignos de Dios.


Cuando en el libro de Génesis se habla de imagen y semejanza de Dios. El tema de la imagen de Dios alude a una relación, pues se es imagen de algo o de alguien. Aquí el referente de la imagen es Dios.


En el Antiguo Testamento se introduce el tema de la imagen relativamente tarde (siglo VI - V a.C). Esto hay que enmarcarla en el Yahwismo primitivo (corriente teológica judía) que prohibía la construcción de imágenes (Ex 20, 4; Dt 27, 15). Según lo anterior el Yahwismo primitivo no caben las imágenes que se hacen de Dios, porque las imágenes son fetiches. Se afirma que la única imagen de Dios que cabe es la que él mismo se hizo, y que somos nosotros (Sb 2, 23: "Imagen de su propio ser").


La trascendencia divina que quería proteger el yahwismo primitivo, se visualiza por el hombre, no se disuelve el teocentrismo en un antropocentrismo, sino que el teocentrismo muestra al antropocentrismo como una realidad insoslayable. A Dios podemos decirlo a través del hombre.


La realidad de Dios no es alcanzado, en la subjetividad del hombre es donde puede referirse a Dios.


Imagen y Semejanza (ZeLeM y LeMuT)


En Génesis 1, 26-27, la parte final del poema de la creación del mundo. No es original de la redacción judía, sino que es de origen babilónico, es tomado este texto para poder introducir el tema de imagen de Dios. Se ocupan los conceptos ZeLeM y LeMuT, en el hebreo estas dos palabras son casi sinónimas, ZeLeM es un concepto más suave, y LeMuT se usaba para hablar de las imágenes que son talladas, que es de un parecido menos preciso.


Hay que entender estos dos conceptos en función del esquema sintético hebreo, más que en el esquema divisorio griego.


La exégesis (estudio e interpretación bíblica) nos dice que el hombre es imagen y semejanza de Dios por ser rey y señor de la tierra, ello se explicita por lo que sigue en el Génesis: el hombre es imagen y semejanza de Dios porque participa de una autoridad mayor sobre las criaturas. Esta dominación no lo hace ser déspota sobre los seres vivos. Tampoco como señor sobre otro (Gen 9, 6-7). El hombre no puede matar a otro, porque el otro también es imagen de Dios.


Imagen y semejanza, por tanto, significa ser amo delante de las criaturas.


Powered by Qumana


Escrito por: Cristian Ahumada - 20:12

Los desafíos pendientes

Cuando fui al blog de Me retiro indignada, y leí su artículo de 8 de marzo, me quedé pensando, sobre una cosas pendientes que el nuevo gobierno va a presentar a futuro. Suena raro lo que escribo ¿cómo cosas pendientes si todavía no comienza? ¿Está loco o qué? Estoy lo bastante lúcido para redactar lo escrito en este artículo. Creo que comenzando la presidencia de Michelle Bachelet se presentan temas pendientes:


1) El refuerzo del fenómeno de que una mujer asuma el poder. Creo que es valioso y válido que, en una cultura machista, una mujer asuma la responsabilidad de dirigir un país, pero me llama la atención que tanta publicidad por el momento ha reforzado mi idea de una tarea pendiente. Nuestra cultura no se acotumbra a ver mujeres con "altas responsabilidades", están las dudas sobre las capacidades y respuestas a situaciones claves. Pienso que cuando se acaben nuestras dudas, y se genere una corriente de pensamiento en que se diga: "mira, fulana de tal, se desempeña por tal o cual capacidades y estudios..." en vez de decir: "fulana de tal, es una  mujer que se ha ido desempeñando...", esa repetición "enclítica" que subyace nos hace pensar en decir... ah, es mujer, pero primero es una persona.


2) Las cosas tal como son. Ayer conversaba con mis alumnos sobre una entrevista a Carlos Ominami que mi amiga Aeronauta me mandó, y que quedé horrorizado por lo que su contenido decía, especialmente la frase "ejercicio de autocontención" ¿querer guardarse cosas o ideas para no perder una elección? Espero que, exista una mayor transparencia en lo que se piensa y se haga. Será tarea pendiente en cuatro años. Muchos reclamamos por la burocracia, la deformación del sistema organizado de un estamento, pero un mayor reclamo a futuro será el de la transparencia y el de la confianza. Muchos confiamos en la mirada y en los dichos de las mujeres, aquí este nuevo gobierno cuenta con un plus del gobierno anterior, creo que en política como lo dijo Benedicto XVI en su encíclica "Deus Caritas Est", citando a San Agustín: "Un Estado oque no se reigiera según la justicia se reduciría a una gran banda de ladrones"


3) Si aparece una ley de aborto, creo que la noción de doctora de nuestra presidenta, se dañaría mucho en nuestra cultura chilensis, y toda la defensa a los derechos humanos perdería credibilidad. Algunos dirán: "no, si en Chile ha cambiado la mentalidad, ahora somos más liberales, y esos son temas que competen a las religiones", creo que no es así, o si no, tendríamos que cambiar el himno nacional (... que te dio por baluarte el Señor...), y la constitución por defender la vida en todas sus etapas. Aunque sea sólo una justificación de bienestar por casos imposibles, siempre hay modos de defender la vida, no existen los imposibles, sí existen los incapaces.


Dios bendiga a Chile, y nos dé el don de discernimiento y de profecía para anunciar y denunciar con valentía las luces y las sombras que viviremos en un país que promete un "futuro esplendor".


Escrito por: Cristian Ahumada - 10:20

miércoles, 8 de marzo de 2006

Nuestra Señora de los Herejes

Para el día de la mujer, qué mejor modelo que María, y no me quise quedar atrás con algún comentario teológico con el modelo de humanidad que tenemos en María.. Y para escribir me acordé de un libro que me llamó mucho la atención y que me encantó por el "lado B" que presentaba, y se llama "Nuestra Señora de los Herejes", ahí me fui dando cuenta que las imágenes de devoción y de cariño que tenemos a la Madre de Dios son muestras de todo un proceso que vivió la Iglesia en los primeros años.


¿Cómo comprender que María tuvo fuerza para enfrentarse a una realidad tan fuerte y condenatoria? Era una "madre soltera" (que merecía ser apedreada por tener un embarazo fuera de un matrimonio) y que fue protegida y cuidada por José (qué hombre más admirable). Que la gente de su pueblo buscó muchas excusas para ridiculizar luego a su hijo (en la época de Jesús y de los apóstoles trataron de decir que él era hijo de un tal "pantera" -ben panteras- y no hijo de una virgen -ben parthenos-), tuvo que guardar muchas cosas en su corazón que ni ella misma entendía, e incluso sufrir que su propio hijo dijera que su madre y sus hermanos son los que hacen y cumplen la voluntad de Dios. Una mujer que a lo largo de los relatos de los evangelios aparece silenciosa, pero que muestra la fuerza de su "pobreza ante Dios" con las acusaciones hacia Jesús, para luego ver que muere como un malechor ante los hombres y un despreciado ante Dios. Además, los mismo evangelios no dicen nada de si tuvo una aparición de su hijo resucitado, y lo más probable es que no tuvo ninguna aparición ¿por qué?, porque ella en su corazón sabía que el Dios que irrumpió en su vida y en la historia de la humanidad no podía quedarse callado ante tal vergüenza y dolor, gritando a todo el universo que su hijo está vivo y presente para salvarnos. La fe misma nos permite reconocer al resucitado.


¡Feliz día Madre!


Powered by Qumana


Escrito por: Cristian Ahumada - 20:08

sábado, 4 de marzo de 2006

Teología del Gusano

Hace años atrás, cuando empezaba mis estudios en teología me encontré con un libro, muy interesante (lástima que no lo he podido encontrar nuevamente), que se llama "La Teología del Gusano" de José Vicente Bonet, haciendo referencia a un texto del Antiguo Testamento en que dice que "todos somos gusanos ante Dios", y creo que vale la pena mencionarlo, ya que esta visión de la relación con Dios lleva a un simple moralismo (tal como se menciona hoy sábado en un artículo de zenit.org).


La teología del gusano es una manera de entender a Dios y su relación con los seres humanos que inclina a estos a sentirse gusanos indignos, en lugar de hijos dignísimos del Padre, viendo que todo lo que hacemos y vivimos no es digno de Dios, generando una conciencia culposa (hacia uno) y culpable (hacia los demás).


AutoestimaEsta perniciosa teología se manifiesta y actúa en creencias más deshumanizadoras que liberadoras, como, por ejemplo, la creencia de un Dios que gusta del sufrimiento para alcanzar la salvación, también vive de la crueldad y de la venganza –una caricatura de Dios que, tristemente todavía late en el imaginario religioso de muchos fieles, con refranes tan comunes como "Dios castiga, pero no a palos"-, en lugar del Dios de Amor y que perdona "setenta veces siete", que Jesús proclama a cada instante en su Evangelio..


“Ama al Señor tu Dios.. y ama a tu prójimo como a ti mismo”, dice el Evangelio de Lucas, ello no quiere decir que uno no se pueda amar, todo lo contario, nuestra forma de amar a Dios se condice en la manera de cómo nos amamos. Autoestima y Evangelio no son incompatibles. En cuaresma tengamos también en cuenta que la penitencia es purificación no mortificación culposa, es ascética del espíritu, para dejar de lado el egocentrimos y volvernos hacia Dios.


Powered by Qumana


Escrito por: Cristian Ahumada - 10:42

viernes, 3 de marzo de 2006

Felicidad

Otra vez voy a ocupar el blog para escribir, es que el día de hoy para mí es motivo de alegría, pues una amiga ha hecho una apuesta muy grande, ya que estaba buscando un trabajo distinto al que tenía, había renunciado, pero no tuvo confirmación del otro trabajo, ella se notaba preocupada, y esperaba estoicamente un sí como respuesta, pero el desánimo y la desesperanza ya estaban instalados en su corazón. Mi actitud fue de silencio y esperanza, más silencio que esperanza, e hice un acto de fe: orar, pidiéndole a Dios que pusiera paz y serenidad en su corazón. Pasaron más de dos horas y ella me llama por teléfono, diciéndome: "Cristián, me llamaron y me dieron el trabajo". Yo me puse a llorar de felicidad y decir simplemente: Gracias Señor. ¿Por qué estoy escribiendo esto? Por el tiempo de cuaresma que vivimos, antes de escribir me imaginé la desesperanza que vivieron los apóstoles; y, guardando las proporciones, la felicidad que tuvieron de encontrar a su Maestro nuevamente con vida, qué felicidad más grande, como la de los discípulos de Emaús. Gracias Señor.


¿Quién dijo que la teología no se puede aplicar a la vida de cada uno de nosotros como una oración y reflexión de alabanza a Dios? Estoy feliz, y por eso digo nuevamente Gracias Señor.


Powered by Qumana


Escrito por: Cristian Ahumada - 19:18

Imágenes de Dios

Cuántas veces he escuchado si la verdad únicamente se encuentra en el misterio de la fe cristiana, y que el resto de las religiones está "buscando a tientas" el misterio de Dios en la historia. Esta afirmación se ratificaría con el dogma de fe "fuera de la Iglesia no hay salvación", o sea ¿las demás religiones están equivocadas?, ¿sólo los cristianos tienen derecho a salvarse? Es muy egocéntrico pensar que esta declaración deja "fuera de competencia" a las demás religiones. Pero creo que Dios no es tan egoísta como para centrarse en exclusividades, es la visión del hombre, que por su egocentrismo el que trata de tener "derechos" sobre Dios.


Si algo podemos aprender de Dios es lo siguiente: es gracia, un don y un regalo. Nadie se puede abrogar derechos sobre Dios, y eso es algo que todas las religiones saben, Dios es "el totalmente otro", pero también es "el totalmente cercano", y la misión de las religiones es acercarse, reflexionar, y buscar el camino hacia Dios. Todas ellas tienen entonces certezas sobre Dios, y hay verdades que son comunes a todas ellas, y que buscan la felicidad en la dignidad del hombre. Pero cada vez que se "privatiza" y "absolutiza" una verdad, pierde su esencia: la verdad hace que el hombre la desee y la busque incansablemente.


La esencia del cristianismo y que la caracteriza de las otras religiones, es que ese "totalmente otro" se hace hombre, y "pone su morada entre nosotros", manifiesta la verdad para nuestra salvación, no excluye a nadie. La verdad, en Jesucristo es una invitación, no una imposición. El encontrarse con la persona de Cristo motiva a cualquiera a descubrirlo y a conocerlo, para finalmente amarlo.


Amemos y respetemos el camino de las otras religiones, vayamos conociéndolas, y profundicemos en la verdad del misterio cristiano, y les pasará, como a mí me pasó, que es un encuentro con la belleza de Dios, su gracia y su amor.


Powered by Qumana


Escrito por: Cristian Ahumada - 00:34

miércoles, 1 de marzo de 2006

,

"Deus Caritas Est" y "Los Cuatro Amores"

Creo que ya se ha hablado mucho de "Deus Caritas Est", pero me parece interesante refrescar algunas ideas que varios de los lectores han hecho de la lectura, y para ello aquí les dejo la inspiración de Benedicto XVI con C.S. Lewis con su libro "Los Cuatro Amores".


Léanlo aquí  Zenit.org


Powered by Qumana


Escrito por: Cristian Ahumada - 20:12

Cenizas

Hoy ya comencé el año escolar en el Colegio en que trabajo, y como muchos blogs católicos lo harán, reflexionarán sobre el miércoles de ceniza, especialmente por el tema de la oración, el ayuno, la penitencia, y la limosna.

Me llamó la atención que hoy en una reflexión que leyó otro colega de religión se hablara de la oración, el ayuno y la solidaridad, pero se dejaba de lado, algo que es central el día de hoy de esta celebración, la penitencia. La ceniza significa la penitencia, recoger la ceniza es recoger algo que ya se ha consumido (por la acción purificadora del fuego), son los residuos "impuros" de ese acto de purificación, que nos indican que también seguimos siendo precarios en nuestro andar y en nuestra vida. Por ello es que los antiguos se sentaban sobre las cenizas, para recordar sus impurezas, y ese deseo de sentirse puro ante el que la fuente de toda pureza, Dios; el recordatorio "acuérdate que eres polvo y al polvo volverás", no dice que somos débiles, y que somos precarios. No somos dioses, en otras palabras.

Pero también con la ceniza se producen otras cosas, la fertilidad. Se da vida a partir de la ceniza, se pule con la ceniza, se les da brillo a las cosas (mi papá me contaba que se echaba ceniza en los dientes para que quedaran más limpios). La ceniza también es renovación.

Aquí van dos de los sentidos de la penitencia, que más que pagar por las culpas es recordarnos, por medio de un símbolo, que somos precarios, nos cuesta darnos cuenta de lo limitados que somos en nuestra existencia y que no lo podemos hacer todo; y que también, a partir de nuestra precariedad, podemos resplandecer con nuevos brillos en nuestra propia existencia.

Escrito por: Cristian Ahumada - 17:33