Subscribe & Follow

Free counter and web stats

Sensus Fidelium

Una fe que no se piensa, es una fe muerta

Con tecnología de Blogger.

Bonjour & Welcome

Followers

Visitas

Pages

martes, 17 de abril de 2007

Archivado en:

Raúl, amigo.

Comparte en

Ya estamos próximos a cumplir la celebración de los cien años del nacimiento del Cardenal Raúl Silva Henríquez, el día 27 de septiembre. La mayoría de nosotros lo hemos visto inscrito en la imagen de las monedas de $500 en Chile, es un reconocimiento que se le ha dado a muy pocas personas por el trabajo que ha hecho durante su vida en nuestra nación. Me gustaría destacar desde este espacio de Blog -que he dejado de lado por otras prioridades- para referirme al trabajo de este hombre de Dios.

Primeramente su preocupación por la dignidad de la persona, en todos sus ámbitos. Si bien es cierto, tuvo un papel especial en el período de la dictadura militar, defendiendo a muchos prisioneros políticos, y alzando la voz de la Iglesia a favor de los que estaban siendo pisoteados, también tuvo la valentía de defender a todo niño que estaba por nacer. La principal preocupación de Monseñor Silve Henríquez fue siempre la defensa de la vida, tanto en su gestación como la de todo ser que participaba en la vida ciudadana de nuestra nación. Siempre fue una voz clara, cercana y firme.

En un segundo lugar, pero no menos importante, la visión que tiene este hombre de Dios sobre la figura de María, Virgen. Se cuenta por los pasillos de Facultades e institutos de ciencias religiosas que la última parte de la Constitución Dogmática sobre la Iglesia Lumen Gentium fue desarrollada por petición de él y otros hombres que ven la importancia de la Madre de Jesús en la misión de la Iglesia.

Esperemos que en Chile, su figura siga marcando a muchos en la conciencia social solidaria y fraterna que tanto soñó.

Sitio Oficial
Mi sueño de Chile (discurso que está en el blog)

2 han dado su opinión:

Gracias por tu interés, si quieres escribir y comentar, todo aporte es para crecer y dialogar.