Subscribe & Follow

Free counter and web stats

Sensus Fidelium

Una fe que no se piensa, es una fe muerta

Con tecnología de Blogger.

Bonjour & Welcome

Followers

Visitas

Pages

domingo, 17 de junio de 2007

Archivado en: , ,

Limbo

Comparte en
El concepto teológico del Limbo ha estado constante en el pensamiento de la Iglesia, como aquel lugar al que van las almas de los niños sin bautizar, y que por no conocer la verdad de la salvación de Jesucristo, permanecían allí hasta el final de los días. Esto no es una verdad teológica, sino que es una simple posibilidad.

En abril de este año salió el documento: "La Esperanza de Salvación para los niños que mueren sin bautismo" (el documento está en inglés e italiano -aún no aparece en lengua castellana-), el cual nos muestras cuál es la posición oficial de la Iglesias.

¿Por qué hablar del Limbo, un concepto medieval, en el período de la posmodernidad? La razón es sencilla, y también la comenta el documento: "La menor cantidad de niños que son bautizados por sus padres, y el gran número de abortos que se están generando en nuestra cultura. Un ejemplo de ello son los datos que se dan en Inglaterra sobre el debate del aborto.

Personalmente creo que el tema del aborto abarca muchas visiones, concepciones del ser humano, necesidades e intereses (demográficas, políticas y económicas). Pero pienso que sobre el aborto se ha tocado el tema desde las víctimas (tantos niños que no han alcanzado a respirar el aire con sus pulmones y contemplar las maravillas del mundo), pero también creo que se nos ha olvidado que, está de por medio la misma humanidad. Si encontrábamos cruel la costumbre espartana de tirar a los neonatos a los acantilados por haber nacido con malformaciones u otros defectos, aquí lo estamos realizando por justificaciones que van más allá del mismo entendimiento (porque el útero es un derecho de la mujer, y entender el embarazo como una "enfermedad"). En el fondo el aborto mismo es un atentado contra la cultura occidental, siempre se ha defendido la vida y su dignidad, por ello es que luchamos por nuestra libertad y respetar los valores de nuestras culturas, y cuando valoramos el aborto nos estamos dando cuenta de:

a) Estamos cruzando la última línea de una educación irresponsable, que aprecia más el placer que el compromiso con las personas. Es más fácil eliminar una vida que no conoceré a poder educarla amarla y comprometerme con ella.

b) Soterrada y silenciosamente, estamos cayendo y callando la dignidad de la persona. No hablamos ya de este concepto (persona), sino que utilizamos de forma más común individuo, sujeto. Porque individuo o sujeto también se aplican a cualquier conejillo de india con el cual se experimenta.

c) ¿Los grandes beneficiados con esto? Podríamos decir que la industria que hay detrás del aborto, las clínicas que apoyan su ejecución, y los políticos que por ideas "liberales" están ganando adeptos. ¿Por qué mejor no ven cómo es el proceso de un aborto, lo estudian y después dan su opinión?

Es particularmente bella la enseñanza que nos da la Iglesia atendiendo a los niños que mueren sin haberse bautizado, y el tema del Limbo da pie para poder recordar que todo niño sin bautizar tiene su dignidad.


1 han dado su opinión:

  1. Hago una corrección, que es la siguiente: El cielo, el infierno y el purgatorio no son lugares (físicos como comúnmente creemos), sino que son situaciones, estados de vida y de convivencia. Por lo mismo el limbo tampoco es un "lugar" propiamnete tal, sino que también sería un estado de nuestra existencia.

    ResponderEliminar

Gracias por tu interés, si quieres escribir y comentar, todo aporte es para crecer y dialogar.