Subscribe & Follow

Free counter and web stats

Sensus Fidelium

Una fe que no se piensa, es una fe muerta

Con tecnología de Blogger.

Bonjour & Welcome

Followers

Visitas

Pages

domingo, 7 de marzo de 2010

Archivado en: ,

Dies Irae

Comparte en
Dies Irae (día de la ira) es una frase latina que leí alguna vez de un pasquín que entregaban en la Facultad de Teología, recordaba que la ira de Dios se iba a dejar caer sobre aquellos que blasfemaban contra el Señor y su Santo Nombre. ¿Por qué? Simplemente la existencia de un pequeño panfleto llamado Risus Paschalis (Alegría de la Pascua), que manifestaba que Dios también es alegre dentro de la severidad de la existencia.
Hoy me encuentro que ya han habido muchos hombres y mujeres de iglesias hermanas que están hablando del Castigo de Dios y de la Ira de Dios sobre aquellos que se han olvidado de Dios, y que por ello han (hemos) sido castigado por la caída de casas y seres queridos. ¿Acaso es parte del plan destructor de Dios sobre los seres humanos, sus hijos descarriados?

La ironía es la fuerza con que se levantan aquellos que son castigados. Lloraron por un momento sus lágrimas, pero se han levantado, ¿cuál es el motivo? ¡Ponen su confianza en Dios! Y algo que me conmovió yendo a visitar a mis tíos que sobrevivieron en la zona del terremoto fue ver que otros que lo habían perdido todo fueron a dar sus manos para trabajar y levantar a otros que estaban caídos, ¿no está ahí Dios mismo levantando?

Por favor, quienes están hablando del castigo de Dios están más cegados que no se dan cuenta de la gran misericordia de Dios que da por medio de su imagen y semejanza, los mismos hijos e hijas de Dios. Más que hablar de castigo pongan sus manos a las obras, más que discursos son los gestos que mueven los corazones y llenan de esperanza a aquellos que no tienen nada y lo esperan todo.

Hoy en las noticias mismas vi, que en la zona del Archipiélago de Juan Fernández, que llegó un payaso para dar alegría en medio del dolor. Un pensamiento anónimo dice:
Nadie es tan pobre para no regalar una sonrisa ni tan rico para no necesitarla.

Seamos solidarios y generosos, por lo menos dando una sonrisa al que está a nuestro lado.

0 han dado su opinión:

Publicar un comentario

Gracias por tu interés, si quieres escribir y comentar, todo aporte es para crecer y dialogar.