La fuerza de la sencillez

Es un artículo pequeño el que quiero compartir hoy, simplemente me llama mucho la atención la religiosidad popular. En estas fechas, como ciudad marítima, se celebra las fiestas de San Pedro, patrono de los pescadores. A veces concuerdo con las ideas que tienen algunos "hermanos separados" que es más idolatría que devoción.

Hoy en la tarde de hoy me llevé la enseñanza de mi vida, una mujer que es de oficio encarnadora (alguien que prepara las redes para ser usadas en la pesca), ha dedicado todo su día adornando los botes para la procesión del día domingo. Me quedé viendo el cariño y la dedicación de esta mujer, la delicadeza con que ponía cada una de las orlas, hasta que llegó el momento en que le pregunté: ¿por qué hace esto si podría ocupar su tiempo en otras cosas, con sus hijos o trabajando, encarnando las redes? Ella con su sencilles, me dijo sabiamente: "hay que ser agradecida, porque el mar a mí me da trabajo, y Dios es quien me da la vida y salud". 

He ahí la esencia de la fe: la gratitud y la gratuidad. Gracias, Padre, porque estas cosas nos las ocultas a los sabios y entendidos y nos las revelas a través de tus pequeños.

Comentarios

  1. Muy buena reflexión.. solemos intentar "entender" la fe y a veces eso no es lo fundamental, no es lo único.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu interés, si quieres escribir y comentar, todo aporte es para crecer y dialogar.

Entradas populares

Está escrito