Subscribe & Follow

Free counter and web stats

Sensus Fidelium

Una fe que no se piensa, es una fe muerta

Con tecnología de Blogger.

Bonjour & Welcome

Followers

Visitas

Pages

jueves, 12 de agosto de 2010

Archivado en: , , ,

Ya, pero todavía no. Hablemos de la Escatología y de la Esperanza

Comparte en
Hace ya dos semanas que la liturgia dominical nos está hablando en las lecturas del evangelio acerca de estar preparados, y mantener viva la luz de la esperanza a la llegada del Señor (Parusía). Lo que sí me ha llamado mucho la atención es que a las misas que he escuchado en Chile, y en las que he participado en la parroquia a la que asisto, se habló más bien de la actitud del cristiano aquí y ahora, del cuidado de los bienes, de la solidaridad, y del compromiso social; pero se hizo muy poca mención de la tensión que debe vivir el cristiano, que "estamos de paso por este mundo", y que nuestra nación definitiva está al lado de Cristo. ¿Qué pasa con el mensaje escatológico y esperanzador?

La escatología nos habla acerca de los últimos tiempos, en que todos nosotros viviremos la "Pascua de la Creación" (tal como lo diría Juan Luis Ruiz de la Peña), en que nuestra historia queda fijada con nuestra muerte, con el juicio (tanto particular, como general), y en que el cielo y el infierno, forman parte de las posibilidades de la libertad humana ante Dios. Y que nosotros confesamos en en Credo. La pregunta que me hago es que en qué momento la fe cristiana se ha estado estableciendo únicamente en la inmanencia de nuestra existencia, y hemos dejado de ver la esperanza cristiana como algo que trasciende a esta misma historia.

Si bien es cierto ya hace mucho tiempo estábamos viendo la imagen de un Jesús lejano, que era más bien un Cristo de visión Alejandrina (en que Jesús es más divino que humano), se pasó, gracias a la reflexión de la teología latinoamericana de la Liberación en un Cristo del Camino, preocupado de la contingencia y de las necesidades del aquí y del ahora, sin dejar mucho espacio al reino de Dios que trasciende a toda la historia. En otras palabras la Teología de la Liberación trataba de encontrar el reinado de Dios en esta historia, transformando las condiciones que hacen inhumanas las relaciones entre las personas; por este motivo el trabajo solidario, el compromiso social, y la transformación de las estructuras de pecado han sido la bandera de lucha de muchos cristianos comprometidos, mas ello también se puede confundir como una lucha ideológica, y de hecho varios cristianos en la década de los 70 cambiaron la fe por las armas, algo gatilló en estas personas para dejar de lado la fe en Jesucristo, y una de las causas es haber perdido cuál es el verdadero horizonte del cristiano.

La Esperanza cristiana, tiene que vivir de la escatología, de aquellas promesas de Dios, en que la transformación de este mundo inmanente se haga por la gracia divina, con la colaboración de nosotros de hacerlo presente en los actos de nuestra vida.

Hoy, en que los referentes sociales que son más escuchados son las obras sociales de la Iglesia, las cuales miran hacia el hombre, que es el fin que tiene Jesús, de venir a salvarlo, viviendo y viviendo bien, ya desde aquí, pero todavía no en la plenitud que le corresponde por ser salvados por Cristo. Los grandes referentes de la fe cristiana en las acciones sociales solidarias, en sus escritos siempre apuntan hacia la esperanza, porque Dios es nuestra meta, y, como diría San Alberto Hurtado, nuestra vida es un disparo hacia la eternidad.

2 han dado su opinión:

  1. Una consulta, qué sucede o cómo ven el mundo aquellas personas con enfermedades terminales?. Yo pienso que el normal del ser humano ama la vida, sin pensar en que la muerte es parte de ella. En el libro sagrado de Santiago, se hace voz de la muerte y la vida. Si realmente se piensa en un fin del mundo, como el término de la vida... es cosa de pensar que los ciclos se cumplen... es el tiempo que transcurre el que difiere. Probablemente no estemos acá en la tierra, pero esta si estará. En cielo y el infierno lo vivimos acá. Para todos existe Dios, para la mala persona como para la buena... hay espacio para todos. Pienso en la evolución del alma y su camino que la lleva a la LUZ creadora, los caminos son varios, quizás el alma, tendrá que pasar por varios estadios antes de llegar a su origen. Los tiempos son extraños, vivimos rápido. Saludos

    ResponderEliminar
  2. La relación del tiempo y de la conciencia es algo tan relativo y tan misterioso.

    Nuestra percepción del devenir del tiempo (en segundos, minutos, horas, días y años) cuando tenemos un instrumento que nos ayuda a medirlo vemos cómo pasa. Pero, ¿qué ocurre cuando estamos en una situación tan tensa que vemos que los minutos se vuelven "eternos", y en caso contrario, cuando la pasamos muy bien, y especialmente con la persona que amamos, las horas se vuelven tan cortas, deseando que se alargara más el tiempo.

    He leído de casos de personas que han estado en coma, y que después de despertar, piensan que han estado dormidos durante algunas horas, siendo que han estado comatosos durante años.

    Nadie ha vuelto de la muerte, y ninguno puede describir cómo es la vida más allá de la muerte. Todos los discurso son especulaciones, discursos, y lo que hacemos es hablar a partir de la experiencia desde nuestra contingencia.

    ResponderEliminar

Gracias por tu interés, si quieres escribir y comentar, todo aporte es para crecer y dialogar.