Subscribe & Follow

Free counter and web stats

Sensus Fidelium

Una fe que no se piensa, es una fe muerta

Con tecnología de Blogger.

Bonjour & Welcome

Followers

Visitas

Archivo de historias

Pages

domingo, 30 de julio de 2006

Archivado en: ,

La Doctrina de la Justificación

Comparte en

Durante estas semanas ocurrió la noticia sobre la adhesión de la Iglesia Metodista a la doctrina Luterano-Católica sobre la justificación. Acontecimiento que me alegra mucho, pero que para varias personas hoy en día no reviste de mayor importancia. Es por ello que quiero escribir brevemente sobre la doctrina de la justificación.


La doctrina de la justificación tiene que ver con lo siguiente: la salvación del hombre, que conlleva a las siguientes preguntas ¿cómo se realiza y actúa la salvación de Cristo en el hombre? ¿Qué me garantiza la salvación? y en el fondo de todo esto ¿qué es la salvación y cómo me salvo?


Martín LuteroCuando Martín Lutero, monje agustino, comenzó con su reforma, tenía bien claro que la salvación del hombre no se ganaba pagando indulgencias y que terceras personas se lucraran de las penitencias que se hacían a otros. La angustia que pesaba sobre él era saber cómo podía el hombre ser justificado por Dios, ya que nada ni nadie podía garantizar que su alma fuera salvada por los simples actos de caridad o penitencia, pues son actos imperfectos hechos por criaturas pecadoras, que no pueden reparar por sí solas el daño hecho al que es infinitamente bueno, bello y verdadero.


Por ello es que Lutero encuentra en la Carta a los Romanos 1,17 "Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe; como está escrito: MAS EL JUSTO POR LA FE VIVIRA." (Trad. de la Biblia de las Américas)


Pero Lutero a esta frase final le añade un adjetivo, quedando "mas es justo por la sola fe vivirá." Establece así las bases para la reforma del cristianismo, quiere volver a la fuente de la Justificación:




  • La sola fe: que deja de lado las obras para salvarse, puesto que la salvación, viene dada por la justificación que hizo Jesucristo en la Cruz. El hombre un ser injusto que no merece la salvación, pero por la fe en el hijo de Dios, ahora se salva únicamente por creer.




  • La sola Gracia: esta afirmación deja de lado los méritos como un medio de salvación. Toda obra buena que uno realice no mejora ni empeora el camino que Dios tiene preparado para nosotros. Por tanto el hombre debe estar dispuesto a ser salvado por Dios.




  • La sola Escritura: esta frase quita de los fieles el peso de la tradición apostólica y la tradición de la Iglesia, cada uno es por la gracia que Dios infunde en nuestros corazones, capaz de interpretar la palabra de Dios, y no es necesario que otros vengan a decir qué es lo que debo o no debo aprender de la palabra de Dios.




El mundo católico no es ajeno a estas afirmaciones, y hoy en día las tesis de Lutero son vistas y estudiadas, pero siempre teniendo en cuenta el horizonte siguiente: la fe va acompañada de obras, que por los méritos de Cristo su gracia actúa en mí para yo seguir realizando lo que Cristo realizó en su vida; y que la Escritura con la Tradición constituyen una única fuente de revelación.


El punto central del tema de la justificación es el siguiente: La visión de hombre que cada confesión tiene. Por una parte la visión protestante es más pesimista que la visión católica de la relación de Dios con el hombre; para Lutero la relación del hombre se vio destruida, y no cabía solución alguna que la justificación por el Hijo, que nos muestra la salvación, pero que por modo alguno el ser humano podría haber intuído. Para el pensamiento católico la relación del hombre con Dios se vio deformada por el pecado, pero ello no quita que el hombre busque el bien, la verdad y la belleza del mundo. Claro, la justificación por el hijo nos lleva a buscar con más claridad la gracia y el amor de Dios.


Para quienes quieran leer la declaración que es de 1998, pueden leerla aquí.


Powered by Qumana


9 han dado su opinión:

  1. Gracias, Cristián, por tus palabras en mi blog. Da rabia ver el abuso de la red, pero en fin....por suerte no pongo mucho sobre mí en ninguna parte, pero hay un correo, etc, que va dejando huellas.

    Está interesante este tema. Benedicto XVI, nuestro amado papa, se ha preocupado de este acercamiento comenzado por varios de sus antecesores. ¡Bendito sea Dios que va permitiendo el acercamiento de los que estábamos lejos siendo TAN próximos!

    ¿Has visitado el blog de "OJO HUMANO"? se llama Definitiva. Es evangélica chilena pero ¡tan honesta! ¡tan respetuosa e inteligente! si uno logra hablar así con personas como ella renace la esperanza de la unidad que pidió el Maestro común.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Cristián:

    Muy interesante tu blog. Plenamente de acuerdo contigo en el tema de la justificación; la sola fe no sirve, la sola gracia tampoco, la sola escritura deja fuera otras cosas importantes como la tradición. Lo que nos salva es la adhesión plena a Dios, que nos ama, y por gratuidad nos entrega las herramientas necesarias para que nosotros hagamos nuestra parte (fe, obras, gracia, libertad, voluntad, conocimiento, etc). Yo he descubierto en mi vida, que Dios día a día me da una nueva oportunidad para ser mejor, y que lo que haya hecho antes, sencillamente me alienta a ser mejor cristiano. bendiciones, y sigue adelante con tus posteos, trataré de leerlos con calma.

    ResponderEliminar
  3. Hola,

    Interesantísimo. La pregunta que me asalta ahora es ¿qué hay para la Iglesia Luterana respecto a los buenos actos?¿son simplemente sociales y y terrenales?¿cómo se peude justificar el bién?¿como puede perdurar el hombre sin bien y cómo puede extenderse la religión si el hombre peude matar por puro consentimiento?
    Sin el bien del hombre y sin la Misericordia de Dios, no habría más que materialismo y el género no tendería a buscar más que su propia satisfacción.
    Me dejaste pensando.

    ResponderEliminar
  4. Hola hola! La semana pasada estuve en el fuerte de Wartburg, en Eisenach, donde Lutero estuvo "preso" (fue "una movida" de los príncipes alemanes para ocultar a Lutero del Emperador) y tradujo el Antiguo Testamento al alemán (ya había traducción anterior, la Biblia de Wenzel, pero eso apenas se menciona en los libros de historia).

    Pondré un enlace a este artículo tuyo tan bueno más ratito, cuando blogguer me permita poner una foto de la Wartburg en mi blog. Le ha pasado a alguien más esto de no poder colocar fotos en el blog, al menos temporalmente?

    ResponderEliminar
  5. Hola! Acabo de enlazar tu excelente artículo. No olvidemos que, como dice S. Agustín, "Dios que te creó sin ti, no te salvará sin ti". Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo2:29 p.m.

    Amigos cristianos jamás pondría en duda la buena fe y voluntad de quienes con corazon puro se netregan a una creencia establecida, yo lo hize durante años pero en la búsqueda contínua de la verdad reflexioné en Lucas 11:35 y consideré la posibilidad de que la luz que abía en mi eran tinieblas. En materia de justificación por la fe estpy convencido y puedo demostrar biblica e historicamente que tanto Lutero ni la Iglesia catolica erraron en sus conclusiones acerca de esta doctrina. la razón: ambas anclaron sus tesis en en modelo de jurisprudencia del Dereho Romano que es imperilista y profundamente anticristiano desechando la piedra que es la palabra de Dios y su jurisprudencia hebrea (Creo en Cristo como el mesias hijo de Dios) y fabricaron sus propios ladrillos que es la jurisprudenia humana fundamentada en el Derecho Romano hoy más vigente que nunca con su espíritu anticristiano

    ResponderEliminar
  7. Anónimo11:56 a.m.

    esta escritura es inspirada divinamente para enseñarnos y corregir nuestras forma de vivir esto manifiesta la dondad de dios para la salvacion mas el justo por la fe vivira yo amo al señor y a jesus por ser el mediador de su padre con nosotros y el espiritud santo por guiarnos en el camino grasias papa tu eres mi mi vida amor y paz

    ResponderEliminar
  8. Anónimo12:05 p.m.

    le doy grasias al señor a enseñarnos estas dotrina para tener una vida sana ver la cosas y consulta a nuestro padre si es la voluntad en el el nuestro pasos que podemos tomar y a jesuaamachias pos mediador del padre y al espitu santo como guia y protector aqui en la tierra

    ResponderEliminar
  9. mclaud19563:49 a.m.

    Si uno no tine nada en comun con otra persona no hay por donde comenzar y por ello no se llega a ninguna parte . En pentecostés tanto los apostoles como la audiencia creían que el Antiguo Testamento era la Palabra de Dios, ambos sabían algo al menos acerca de Jesús de Nazaret, y erigiendo sobre lo que mantenían en común los apostoles procedieron a demostrar que Jesús es el Cristo.
    Asi puede ser aquí en este blog, si el punto común es que creemos que la Biblia es la Palabra de Dios podríamos platicar sobre la maravilla de la Justificación por la Fe y la forma en que el Espiritu Santo le reveló al Apostol Pablo como es que se da ésta al hombre.
    Si la base es la tradición entonces estaríamos en el campo de la especulación pues no se tiene la certeza de la revelación divina y solo puede ser un pensamiento humano.
    La defensa de la Biblia y del cristianismo no es un producto reciente de los tiempos modernos. La defensa de la Biblia se origina a partir de la misma Biblia. El crsitianismo no es un sistema de pensamiento basado en un deseo. Esta basado en hechos que han sido demostrados y proclamados por testigos fiables que están contenidos en la Biblia.

    ResponderEliminar

Gracias por tu interés, si quieres escribir y comentar, todo aporte es para crecer y dialogar.