Subscribe & Follow

Free counter and web stats

Sensus Fidelium

Una fe que no se piensa, es una fe muerta

Con tecnología de Blogger.

Bonjour & Welcome

Followers

Visitas

Archivo de historias

Pages

sábado, 26 de agosto de 2006

Archivado en: ,

Pensar a Dios

Comparte en

Monasterio Desde el momento en que cada persona habla del concepto de "Dios" vienen las preguntas de su existencia o no existencia. José Menchón en su blog dejó una bella reflexión llamada "¿Crees en Dios?", la cual me dejó pensando en exactamente lo que quiero tratar: pensar a Dios.


Tanto quienes son creyentes, como los que no lo son, tan sólo por el hecho de la pregunta ¿crees en Dios? hacen un ejercicio de pensarlo, tanto para demostrar su existencia como su no existencia. Tan sólo en el hecho de buscar razones ocupamos nuestro pensamiento. Ya san Agustín decía: "Todo el que cree piensa, pensando cree y creyendo piensa." La gente que niega a Dios, también lo piensa, ya sea simplemente su concepto, pero está  el esfuerzo de demostrar por medio de la razón su no existencia. En el fondo el acto de nuestra razón siempre ha pensado a Dios.


Lo que hoy en día se ha hecho para dejar de pensar a Dios es "no hablar de él", no mostrarlo o, en algunos casos, dejarlo como pieza de museo que perteneció a culturas primitivas. Y a quienes siguen el esfuerzo de pensarlo como gente que no tiene otra cosa que hacer. Pero si dejamos de pensar a Dios, y pensar en él en el caso de los creyentes, este mundo pierde su norte, y la persona pierde su dignidad y trascendencia, y los valores como el amor, la dignidad de la persona, la justicia y la felicidad no tendrían simplemente límites y no trascenderían en las personas. No nos dejemos engañar con tantos discursos que hablan de la no existencia de Dios, ya que para hablar de su existencia es necesario conocerlo, amarlo y servirle.


Para profundizar:


Una fe razonable y una razón confiada (parte I)


1 han dado su opinión:

  1. Hola hola querido Cristián! Me mandaron de Espana la traducción de un artículo de Spaemann sobre La demostración de Dios, aún no lo termino de leer, pero en cuanto lo haya hecho y pueda, lom pondré en mi blog. Tal vez pueda interesarte y a tus lectores, a propósito de este post tuyo Pensar a Dios. Un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar

Gracias por tu interés, si quieres escribir y comentar, todo aporte es para crecer y dialogar.