Subscribe & Follow

Free counter and web stats

Sensus Fidelium

Una fe que no se piensa, es una fe muerta

Con tecnología de Blogger.

Bonjour & Welcome

Followers

Visitas

Archivo de historias

Pages

martes, 21 de octubre de 2008

Archivado en: , , ,

Los Católicos y la Biblia II

Comparte en
Si bien es cierto el avance que se ha dado en el Estudio Bíblico, según se vio en el post anterior, el trabajo de los biblistas no ha sido fácil. Ya de antes de la Encíclica "Divino Afflante Spiritu", hubo varios padres y estudiosos que utiliban el método histórico - crítico, algo casi prohibido por parte de los dicasterios de Roma. La controversia que generó Alfred Loisy por el estudio con un método de critica literaria de las formas y el contexto histórico en que fue escrito, llevó a un severo texto que fue escrito por el Papa Pío X, la encíclica Pascendi (que otros llaman "Lamentabili"), debido a que esto marcó el cierre a todas las ciencias modernas, que favorecían el estudio de las Escrituras, y, por ende una mejor comprensión del mensaje revelado.

Esta reticencia, reflejada desde el siglo XIX, sigue presente en nuestro tiempo, de hecho a la Iglesia Católica se le ha tachado como una iglesia sacramentalista y tradicionalista (que es más fiel a la tradición de los Papas que a la inspiriación bíblica), dejando de lado a la Palabra de Dios, y un Católico de principios de siglo, leía más la vida de Santos que a la Biblia, ya que ésta era poco inteligible.

Muy pocos cristianos leían la Biblia, o simplemente la tenían de adorno en sus casas, pero poco o nada leída. Esto lo noto hoy en día, siglo XXI, en que los niños católicos tienen un pobre formación desde sus familias acerca de las enseñanzas de la Biblia, desconocen la división clásica entre antiguo o nuevo Testamento; la tratan como si fuera cualquier libro de texto (incluso consultan por página para ver dónde se encuentra tal o cual libro), y ver, por otra parte, a los hijos de padres de otras iglesias que manejan de manera erudita los pasajes de la Biblia, comentario aparte ¡qué bien leen los niños de estas Iglesias!

Ya no tengo claro que, si este desconocimiento de la Biblia ha sido por dejación o por un temeroso respeto, pero sí tengo claro que la principal causa ha sido que en las comunidades católicas mayoritariamente sociológicas (bautizados por compromisos), no toman la Biblia como punto de referencia, sino más bien las experiencia de los propios santos o historias que se basan en las vidas de éstos.

Hoy en día en el mundo católico se ha hecho un esfuerzo muy grande en la formación bíblica, de hecho todos los cursos dados en las facultades de teología no parte de las doctrinas, sino que buscan su fundamento bíblico; ahora bien, ese trabajo todavía es germinal en las comunidades. Cada vez más padres tratan de enseñarle a los hijos, y se quedan pobres a la hora de explicar las experiencias bíblicas, se han encontrado con el problema de contextualizar las historias, y actualizar las enseñanzas que nos da la Biblia hoy.

Uno de los esfuerzos más grandes que se hizo durante la segunda mitad del siglo XX, y que es una de las consecuencias de la Constitución Dogmática "Dei Verbum", con el mandato de:

Incumbe a los prelados, "en quienes está la doctrina apostólica, instruir oportunamente a los fieles a ellos confiados, para que usen rectamente los libros sagrados, sobre todo el Nuevo Testamento, y especialmente los Evangelios por medio de traducciones de los sagrados textos, que estén provistas de las explicaciones necesarias y suficientes para que los hijos de la Iglesia se familiaricen sin peligro y provechosamente con las Sagradas Escrituras y se penetren de su espíritu.


a crear grupos, comunidades que fueron profundizando en la enseñanza de la Biblia, con el método de Ver, Juzgar y Actuar.

0 han dado su opinión:

Publicar un comentario

Gracias por tu interés, si quieres escribir y comentar, todo aporte es para crecer y dialogar.