Subscribe & Follow

Free counter and web stats

Sensus Fidelium

Una fe que no se piensa, es una fe muerta

Con tecnología de Blogger.

Bonjour & Welcome

Followers

Visitas

Archivo de historias

Pages

domingo, 26 de octubre de 2008

Archivado en: , ,

Los Católicos y la Biblia III

Comparte en
Este artículo está tomado de Carlos Mesters, biblista holandés que ha hecho apostolado en Brasil en las Comunidades Eclesiales de Base, y que ha desarrollado la Lectura Popular de la Biblia. He aquí una parte del texto donde muestra un resumen de la historia de una nueva forma de hacer una lectura actualizada de la Biblia.

TRES FACTORES

Una nueva manera de ver la revelación de Dios en la Biblia

Los grandes cambios producidos en la humanidad a partir de los siglos XIX y XX llevaron a los cristianos de varias iglesias a mirar la realidad y a la Biblia con una mirada diferente. Por ejemplo, en Alemania, la experiencia de R. Bultmann, lo llevó a un nuevo abordaje de la Biblia que influyó en la exégesis bíblica del siglo XX en prácticamente todas las iglesias.

En Bélgica, la crisis entre las dos guerras y la convivencia con los obreros llevó al P. Cardijn a crear el método Ver-Juzgar-Actuar que influyó en varios sectores de la Acción Católica y trajo una nueva manera de considerar y experimentar la acción reveladora de Dios en la historia. Antes de querer saber lo que Dios habló en el pasado, se busca Ver la situación del pueblo hoy, y sus problemas. Luego, con la ayuda de los textos bíblicos y de la tradición de las iglesias, procuran Juzgar esta situación. Esto hace que, poco a poco, la palabra de Dios ya no venga sólo de la Biblia, sino también y sobre todo de los propios hechos iluminados por la Biblia y por la tradición. Y son ellos, los hechos, los que se vuelven así transmisores de la Palabra y del llamado de Dios y llevan a una manera nueva de Actuar. Este método ver-juzgar-actuar tuvo una influencia muy grande en los movimientos de renovación de la Iglesia Católica en Brasil de los años 50 y 60, particularmente en varios sectores de la Acción Católica, JOC, JEC, JUC y JAC. Fue produciendo un cambio en la manera de conocer la voluntad de Dios y en la apertura hacia una actitud más ecuménica y menos confesional.

En los Estados Unidos, el compromiso político de N.K.Gottwald en la lucha contra la guerra del Vietnam tuvo una influencia profunda en su manera de leer e interpretar el origen y la formación del pueblo de Dios. Sus escritos, sobre todo el libro The Tribes of Jahweh, tuvieron mucha influencia en los estudiosos de la Biblia en Brasil, principalmente en la manera de abordar e interpretar el Éxodo.

En América latina, en los años 60 y 70, el compromiso político de muchos cristianos repercutió y continúa repercutiendo profundamente en la manera de leer e interpretar la Biblia. La inhumanidad de las dictaduras militares, algunas de ellas con el apoyo velado de autoridades eclesiásticas o en nombre de la así llamada tradición cristiana, provocó y despertó en las personas más conscientes una nueva lectura de la Biblia en defensa de la vida. Una lectura más liberadora y más ecuménica, impidiendo que la Palabra de Dios fuese manipulada para legitimar la opresión y la explotación del pueblo.

La renovación de las iglesias lleva a un interés renovado por la Biblia

A partir del terremoto de las dos guerras mundiales, 1914 a 1918 y 1939 a 1945, la mayoría de las iglesias entraron a un proceso de conversión y de cambio. Las nuevas circunstancias en las que se encontraba la humanidad dejaron claro que era necesaria una relectura de las cosas de la fe de cara a la nueva experiencia de Dios y de la vida que estaba surgiendo. Este cambio o conversión fue sucediendo de manera diferente en varias iglesias y en varios países.

En la Iglesia Católica de Brasil, por ejemplo, el documento Dei Verbum del Concilio Vaticano II y su relectura para América Latina a través de las Asambleas Episcopales de Medellín y Puebla consagraron esa nueva manera de ver la acción reveladora de Dios de la que hablamos anteriormente. A saber, Dios continúa hablando hoy, dirigiéndonos su Palabra a través de hechos y de personas, y nosotros logramos descubrir ese hablar divino con la ayuda de la Palabra de Dios en la Biblia.

A partir del Concilio Vaticano II, fue creciendo el interés del pueblo católico por la Biblia y, a través de varios canales, cada vez más, la Biblia fue llegando a las manos del pueblo. Entre muchos otros, conviene destacar los siguientes canales: 1) La renovación litúrgica. La liturgia renovada, a través del uso de la Biblia en lengua vernácula, trajo una mayor aproximación de la Biblia al pueblo. 2) El trabajo pionero del biblista frei Joáo José Pedreira de Castro, OFM. En aquellos años 50, el captó las Señales de los Tiempos y sintió la necesidad de provocar una mayor aproximación de la Biblia al pueblo. Para ello tradujo la Biblia de Maredsous al portugués, hoy con más de 150 ediciones sucesivas, conocida como la Biblia del Ave María. 3) El trabajo de la Liga de Estudios Bíblicos LEB. Sus miembros llegaron a hacer una traducción de la Biblia directamente de los textos originales, actualmente publicada por la Editora Loyola. Los miembros de la LEB tienen, además de eso, el mérito de haber incentivado la realización de semanas bíblicas en todas partes. 4) La entrada de las iglesias evangélicas de misión en Brasil en la primera mitad del siglo XX, venidas sobre todo de Estados Unidos, divulgó e intensificó la lectura de la Biblia. Su acción evangelizadora contribuyó para que, en la Iglesia Católica, mucha gente tomara conciencia de la importancia de la Palabra de Dios. Inicialmente, era un despertar reaccionario de defensa contra lo que algunos llamaban “la amenaza protestante”. Poco a poco, sin embargo, terminó siendo vista como una de las mayores gracias de Dios.

La situación del pueblo, el golpe militar y el surgimiento de los círculos bíblicos

La situación del pueblo era (y continúa siendo) de abandono, de opresión y de explotación. Por eso, había todo un trabajo político de concientización para el cambio. Miembros de varios sectores de la Acción Católica participaron activamente en este trabajo de concientización. Llegaron a formar un grupo, Acción Popular, que tuvo una actuación política muy importante. Sin embargo, el golpe militar de 1964 mostró, indirectamente, que el trabajo de concientización política del pueblo no había sido aquello que la vanguardia de la oposición política imaginaba y esperaba. No hubo la reacción esperada de levantamiento popular contra los militares. Por el contrario. Se percibió la necesidad de un trabajo mucho más capilar y más paciente junto al pueblo, respetando mucho más su religión, su cultura y su experiencia.

Así, a partir de los años 60, comenzó un trabajo renovado de base en medio de los pobres y surgieron las Comunidades Eclesiales de Base, en aquella situación de persecución y de control ideológico, las iglesias surgieron como un posible espacio de articulación de la oposición, donde se podía aún trabajar con cierta libertad. Por eso mismo, ellas sufrieron y fueron víctimas de la represión política. Basta recordar los nombres de Dom Helder Cámara, Dom Pedro Casaldáliga, padre Enrique Santo Dias, Margarida Alves e tantos otros líderes, religiosas y laicos, perseguidos, presos, torturados y asesinados.

A partir de esta necesidad de un trabajo pastoral más respetuoso y más delicado, fueron surgiendo en todas partes los llamados Círculos Bíblicos. El método usado en los círculos bíblicos, como que naturalmente, tenía en cuenta, de un lado, la experiencia adquirida en los grupos de Acción Católica con su método Ver-Juzgar-Actuar y las enseñanzas de Paulo Freire sobre la pedagogía del oprimido y, de otro lado, la tradición de los propios evangelios. O sea, la manera de leer la Biblia en las Comunidades Eclesiales de Base imitaba de cerca el método sugerido por el Evangelio de Lucas en la descripción del camino de los discípulos de Emaús, donde el propio Jesús aparece interpretando la Escritura para sus amigos (Lc 24,13-35). El proceso de interpretación seguido por Jesús tiene los mismos tres pasos que caracterizan también el método adoptado por los pobres en los Círculos Bíblicos de las Comunidades Eclesiales de Base.

Leer todo el artículo

2 han dado su opinión:

  1. Hola,

    hace poco me compré este libro que trata sobre el origen histórico de la Biblia, y me encanta:

    https://www.topbooks.es/libros/LA-BIBLIA/123761/978-84-8076-703-3

    Obviamente no explica la Biblia desde el punto de vista teológico, sino que, basándose en hechos históricos comprobados por la arqueología, además de otras ciencias, va contanto como era el entorno en el que nació cada parte de la Biblia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. gustavo
    Como es ya sabido la biblia e4s un compendio de libros que se encuentra escrito para todos los tiempos tan solo basta preguntarse despues de cada lectura como lo puede uno aplicar en la vida diaria y encontrara la respuesta por otra perte yo no creo que la biblia se preste para oprimir a los pueblos con su ensenansa si no por el contrario marca el camino que DIOS nos senalo y si recapacitamos uin poca mas nos daremos cuenta que como el nos AMA no ha existido en la historia de la humnidad un AMOR igual.

    Saludos y Bendiciones para todos

    ResponderEliminar

Gracias por tu interés, si quieres escribir y comentar, todo aporte es para crecer y dialogar.