Subscribe & Follow

Free counter and web stats

Sensus Fidelium

Una fe que no se piensa, es una fe muerta

Con tecnología de Blogger.

Bonjour & Welcome

Followers

Visitas

Archivo de historias

Pages

martes, 6 de junio de 2006

Archivado en: ,

6-6-6

Comparte en

La bestia


"¡Aquí está la sabiduría! Que el inteligente calcule la cifra de la Bestia; pues es la cifra de un hombre. Su cifra es 666".


Hoy que estamos a seis de junio del 2006, cifra catastróficas para algunos, que indicaría la fecha de la Bestia, me detengo a hacer una pequeña reflexión en torno a esta Bestia del libro del Apocalipsis y sobre este número.


Aclaremos algunas cosas sobre el libro del Apocalipsis:


a) La misma palabra apocalipsis significa revelación, y tiene un fondo literario que utiliza una serie de imágenes, números, colores y nombres que sólo son entendidos por los miembros de la Iglesia, de una cultura de origen hebreo que se desarrolla en el mundo helénico.


b) El libro no pretende hablar del futuro, como comunmente se entiende a este libro, sino que es un mensaje de esperanza a futuro para quienes viven la persecución en el imperio romano, utilizando imágenes que han sido ocupadas en el pasado, y quienes han leído al profeta Daniel, lo entenderán a la perfección.


c) El Apocalipsis es la gran epopeya de la esperanza cristiana, el cántico de triunfo de la Iglesia perseguida a través de los tiempos.


Volvamos ahora a imagen y el número de la Bestia. En el libro escrito por Juan, aparecen dos bestias (la primera es un dragón con siete cabezas, diez cuernos, y diez coronas), la segunda bestia viene de la tierra y tiene un poder seductor, convence y seduce a la gente (tal como se hizo con la divinización del césar en el imperio romano). La gente que sigue a esta bestia se hacen marcas y símbolos en su cuerpo que los hacen ver como superiores, y relacionados con las influencias del imperio, siendo aplaudidos, respetados, venerados y hasta temidos por los demás.


La conclusión de esta imagen termina con un texto que ha causado tantas preguntas como interpretaciones, se da a conocer el nombre del emperador que sería el prototipo y modelo de la Bestia, en la Roma imperial. Se usa para dar a conocer su nombre una "gematría", es decir, un procedimiento que consiste en darle valores numéricos a las letras que componen un nombre propio.


Se ha discutido siempre sobre la identidad de este personaje, y si el número sea el 666, ya que algunos manuscritos ponen el 606 o el 616 en vez del número inicial. La gente de pensamiento griego y pensamiento hebreo no tenía problema en identificar tal nombre, y al momento de leer este texto en griego lo conocerían inmediatamente. Se sabe que era un líder imperial y, en definitiva,  hay que señalar que se trata de una cifra que describe a un ser de la esfera "meramente humana" y no divina. Ese personaje podrá ser poderoso y podrá ser identificado como tal, sin embargo nos damos cuenta que está limitado por su calidad de ser humano, que es limitado y provisional.


Según el número y la lengua en que fue escrita podríamos dar algunos nombres de la Bestia:


616, en griego significaría "gaios Kaisar", y estaría en referencia a Calígula, que se llamaba realmente Gayo.


666, en hebreo resultaría "Neron Qesar", cosa, que personalmente el día de hoy no tiene gran importancia.


La verdadera importancia de este texto para hoy debería ser el reconocer que la Iglesia no puede mezclarse con los criterios y contenidos del mundo, ella tiene como misión iluminar con el anuncio del evangelio este mundo, sin perder su verdadero horizonte. Los cristianos estamos de paso en este mundo, y eso no se nos debe olvidar, y por ello también no debemos temer a estas dos Bestias que seducen a los hombre y mujeres en la vida. Es un llamado constante a la fidelidad en la fe y a dar testimonio de ella.


Powered by Qumana


5 han dado su opinión:

  1. Les dejo un artículo de la BBC en internet, que lleva como título 666 ¿Presagio o Mercadeo?

    Tan solo para aprender que en este mundo nos aprovechamos de la ignorancia.

    ResponderEliminar
  2. interesantísimo, Cristian.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Cristian, me parece interesantísimo.
    Gracias también por el enlace.
    Un saludo afectuoso

    ResponderEliminar
  4. Anónimo12:06 a.m.

    "El libro no pretende hablar del futuro" (???)

    ¿En ningún sentido?

    ResponderEliminar
  5. El libro del apocalipsis, si bien es cierto está escrito de forma que se vean las cosas que van a ocurrir a futuro, no quiere decir que sea así. Es un género literario, que está escrito para hombres y mujeres de la época del Imperio Romano. Era una forma de protegerse de las "intervenciones" que podrían haber tenido los cristianos, escribiendo en un lenguaje que se podría estructurar así:

    1. Se narra una situación que está oucurriendo en el tiempo presente, con un personaje que ve situaciones en el pasado y las anuncia como si ocurrieran en el futuro.

    2. Utiliza símbolos y números que son empleados en la Sagrada Escritura (los colores, las imágenes). Pero que para los romanos son totalmente desconocidos.

    3. A la hora de leerlo un cristiano de la época, formado durante más de tres años en su catequesis, comprende todo lo que el texto muestra, pero no para los que no se han preparado y formado en la doctrina.

    Por eso es que para muchos de nosotros que no hemos sido formados en las imágenes bíblicas, y que hemos perdido la visión de la cultura judeo cristiana antigua, todo lo que leemos se nos presenta como "revelación", ¿de qué? No del futuro, sino como revelación de la esperanza cristiana.

    Para ello es importante poder dilusidar todos los misterio que aparecen en nuestra fe, y en los que buscamos descubrir mensajes secretos que no están. Si la Biblia no es para unos pocos, sino que para todos. Fue escrito por gente sencilla para gente sencilla, el punto es que lo tratamos de acomplejar todo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu interés, si quieres escribir y comentar, todo aporte es para crecer y dialogar.