Subscribe & Follow

Free counter and web stats

Sensus Fidelium

Una fe que no se piensa, es una fe muerta

Con tecnología de Blogger.

Bonjour & Welcome

Followers

Visitas

Archivo de historias

Pages

lunes, 16 de enero de 2006

Archivado en:

¿Qué son los Fundamentalismos?

Comparte en

A lo largo de la historia de la fe cristiana se han dado dos tendencias, una que se llama hermenéutica y otra que es la apologética, entre ambas se ha movido el péndulo de la fe durante estos dos mil años de historia cristiana. La hermenéutica, por una parte trata de actualizar, hacer presente y comprensible la fe a los conceptos, lenguaje y formas del lugar, tiempo o cultura en que se presenta, sin dejar de lado la esencia del contenido mismo de la fe, es lo que actualmente se conoce como inculturación; en cambio la apologética, tiene más bien que ver con el tema de la defensa de los contenidos de la fe cristiana, no es el hecho de defender por defender, sino que está en juego mucho más que palabras, son los contenidos, la esencia misma de la fe. Un ejemplo de ello se puede ver cuando se dice que Jesucristo es de la misma naturaleza (homousios en griego) que el Padre, y no equivocarse, como lo hicieron algunos hombres de la Iglesia que Jesucristo es de similar naturaleza (homoiusios) que el Padre. Por una simple "i", el contenido de la fe cristiana cambia radicalmente, porque afecta al concepto de salvación misma, tan importante para el ser humano, que busca superar el problema de la muerte.


Ahora bien, estas dos tendencias dentro de la Iglesia Católica no son propias de ella, sino que de todas las religiones, y por ende, de sus contenidos de fe, ambas son necesarias para un equilibrio sano, en el cual se pueda respetar, entender, compartir o disentir de alguna idea, siempre en un clima de tolerancia y de diversidad. Pero podemos caer en la tentación de tomar una de estas dos posturas como bandera de lucha.

Si nos vamos por la línea de la hermenéutica, nos quedamos con el concepto de tomar los contenidos de nuestra fe a la ligera, cayendo en un laxisms religioso (todas las religiones dan lo mismo, si llevan a la salvación), pero ninguna entonces cumplirá el cometido de dar sentido a la existiencia humana, es por ello que un laxismo religioso lleva al final a una indiferencia religiosa. En el cristianismo católico creo que se ha dado fuerte esto, ya que lo más importante que se nos ha inculcado ha sido un buen ejercicio de la libertad, pero ese ejercicio nos lo han entregado sin un contenido claro, y que la libertad viene dada con la responsabilidad; creo que de ahí vienen los problemas que se dan con la vivencia de los sacramentos y de un compromiso más profundo de parte de los cristianos.

Si tratamos de comprender el fenómeno de la apologética, encontramos el temor contrario, si tenemos mucha libertad no sabremos qué hacer, por ello es fundamental los contenidos, y la forma de vivirlos tiene que ser al pie de la letra. De ahí entiendo que proviene la mayoría de los fundamentalismos religiosos. La sola scriptura que proponía Lutero ha calado tan hondo en la mente de nuestra sociedad que hasta el día de hoy vemos el fundamentalismo de decir "la Biblia lo dice", sin tomar en cuenta qué es lo que quiso decir, y para quiénes lo quiso decir. El fundamentalismo no da cabida a la libertad, sólo la letra es la que manda, y claro está con leyes claras sé por dónde puedo seguir. El fundamentalismo es la negación rotunda a optar por la libertad, y caen en ella los que se sienten en la obligación de cumplir con las normas, como los que critican a estas personas y piensan que tienen la verdad para ir en contra de ellos.

Si vemos hoy en día es más fácil estar dentro de una religión que tiene las reglas claras, precisas, casi programadas, que en una religión en que sólo se dan orientaciones, pero que en ningún caso obliga a realizar tal o cual acto, y me pregunto: ¿Sería la Iglesia Católica capaz de obligar a sus fieles a prácticas fundamentalistas? Creo que no. Pienso que el problema lo hemos ido viviendo gracias al pluralismo, pero no hemos podido entrar en diálogo porque no tenemos claro cuál es nuestro discurso de la fe.

Sobre el fundamentalismo musulman visita:
Fanatismo y Fundamentalismo religioso

2 han dado su opinión:

  1. Sigo encontrando bueno tu blog, y soy ¡bien exigente! :)

    ResponderEliminar
  2. Pa-YoLiTa6:42 a.m.

    hola!!!...
    es la primera vez que entro a tu blog..y debo decir que me parece muy interesante y sobre todo FELICIDADES por el mismo.
    me gustaria leer algun articulo sobre los adventistas del semtimo dia...o la forma en que fueron naciendo las iglesias protestantes y su lugar en el mundo dentro de la actualidad

    ResponderEliminar

Gracias por tu interés, si quieres escribir y comentar, todo aporte es para crecer y dialogar.