A diez años




"Nuestros sufrimientos son caricias bondadosas de Dios, llamándonos para que nos volvamos a Él, y para hacernos reconocer que no somos nosotros los que controlamos nuestras vidas, sino que es Dios quien tiene el control, y podemos confiar plenamente en Él."


Se cumplen diez años de la partida a los brazos del Padre de la Beata Madre Teresa de Calcuta, tan humana, y tan de Dios. Que Dios nos bendiga.

Comentarios

  1. Anónimo5:22 p.m.

    Tenía 15 años cuando partió.
    Ahora faltan ejemplos, como ella, en el mundo. A Juan Pablo II lo siento como el último que vivió entre nosotros.
    Nada más que decir.
    Tu amigo, Jorge.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu interés, si quieres escribir y comentar, todo aporte es para crecer y dialogar.

Entradas populares

Está escrito