Subscribe & Follow

Free counter and web stats

Sensus Fidelium

Una fe que no se piensa, es una fe muerta

Con tecnología de Blogger.

Bonjour & Welcome

Followers

Visitas

Archivo de historias

Pages

sábado, 22 de septiembre de 2007

Archivado en: , , ,

El Regreso del Misal de Pío V

Comparte en

Si bien es cierto han habido algunos comentario sobre el Muto Propio del Papa Benedicto XVI, acerca de la celebración de las misas en Latín: SUMMORUM PONTIFICUM (el texto está obviamente en la lengua oficial del Vaticano). Esta acción ha dejado descontentos tanto a los que son progresistas como a los ultraconservadores que querían de vuelta las eucaristías de los sacerdotes vueltos al pueblo.

Pues leyendo por la Internet, me encontré con un artículo que hace referencia a esta decisión del Santo Padre, léanlo, y espero traducir luego el texto completo a la lengua de Cervantes.

El regreso del Misal de Pío V, algo más que una cuestión de idioma, el autor es el Padre Mark R. Francis, Superior General de los Clérigo de San Viator, profesor de Liturgia.

Personalmente, pienso que en vistas a los grandes relativismos es necesario buscar formas de unificar nuestros contenidos de fe, y también va por unificar los criterios de las celebraciones, pero siempre adecuándonos a los contextos culturales. De ahí que es importante la inculturación del evangelio y de las vivencias que llevamos a la liturgia, especialmente la Eucaristía, sin pasar a llevar el tronco que une a todas estas celebraciones: Cristo.

Feliz domingo.

4 han dado su opinión:

  1. La verdad no me dejó muy tranquilo el artículo de este clérigo.
    Mark Shea decía que tanto los tradicionalistas como los progresistas estaban de acuerdo en una cosa: que la Iglesia anterior al Concilio Vaticano II era sustancialmente diferente a la Iglesia posterior a ese concilio; en lo que difieren es en cuál se debe seguir.
    La verdad es que la Iglesia es la misma, y su liturgia también. Podemos decir que nos gusta más un rito u otro, o que refleja mejor las enseñanzas de la fe, pero no podemos decir que una liturgia auténtica de la Iglesia (sea nueva o antigua) tiene "serios problemas teológicos" porque implica decir que la Iglesia universal en su liturgia diaria sufría de un error en su teología de forma constante y permanente.

    ResponderEliminar
  2. La verdad, sea dicha, hay una frase que es bien clara que es norma: "Lex orandi, lex credendi." La Iglesia (no la masa sociológica, sino que el lugar teológico donde los bautizados, celebran y profundizan su fe, va evolucionando en su comprensión y reflejada en su oración. Lo que se celebra es lo que se profundiza. Claro es que los fieles, no estamos buscando una celebración farandulera (que es como muchos entienden que las celebraciones tienen que ser entretenidas). Un ejemplo de profundización de la fe es la oración de Taizé, en que la repetición y el canto nos lleva a vivir de forma más "mística" la fe en el mundo actual, dando un mayor sentido a la vida. La misma liturgia debe dar respuesta a la necesidad del hombre que busca a Dios y donde Dios da respuesta al hombre.

    ResponderEliminar
  3. ¡Exactamente! porque "lex orandi, lex credendi", no puedes decir que la oración pública y oficial de la Iglesia tuvo serios problemas teológicos, pues implica que lo que la iglesia creyó tuvo serios problemas.

    ResponderEliminar
  4. A Dios gracias, está el Magisterio, y las enseñanzas de los Padres de la Iglesia, y cómo no, la esencia de lo que el Evangelio nos revela y que es la fuente de la revelación de Dios.

    ResponderEliminar

Gracias por tu interés, si quieres escribir y comentar, todo aporte es para crecer y dialogar.