Subscribe & Follow

Free counter and web stats

Sensus Fidelium

Una fe que no se piensa, es una fe muerta

Con tecnología de Blogger.

Bonjour & Welcome

Followers

Visitas

Archivo de historias

Pages

martes, 21 de marzo de 2006

Archivado en:

Mito de Edipo

Comparte en

El Mito de Edipo, escrito por Sófocles, nos muestra el misterio que encierra el drama griego del destino del hombre. Este trabajo está hecho para descubrir que el nombre dado a cada uno de nosotros nos debemos hacer cargo de nuestro destino y no evadirlo.


Edipo significa "el de los pies hinchados", en su nacimiento se destaca las características de sus pies tan inflamados que, el nombre lo identifica. El desarrollo del mito nos hace ver que la profecía que se dice hacia él tiene dos elementos: "matarás a tu padre y te casarás con tu madre", ante lo cual el mismo protagonista trata de eludir. El tiempo hace su trabajo, Edipo huye, se va haciendo hombre y guerrero, vagando errante por el mundo antiguo, hasta que llega a un pueblo desconocido para él, y en el cual se tiene que enfrentar a un hombre que le pregunta su nombre, lo mata y entra al pueblo que era asolado por la mítica esfinge (una mezcla entre felino y mujer), que empobrecía al reino.


Edipo escuchó hablar que la esfinge le hacía una adivinanza a los hombres que la enfrentaban, y, si adivinaban la esfinge se iría del pueblo y el guerrero que triunfase reclamaría el reino para sí y se casaría con la mujer del rey difunto. Pero si erraba la respuesta era muerto de forma inmediata. Edipo, hombre que entendía las adivinanzas fue donde la esfinge, la cual dio la siguiente adivinanza:


"¿Cuál es el animal que a la mañana camina en cuatro patas, a mediodía en dos y al atardecer en tres?"


La respuesta que nosotros daríamos sería el hombre, y esa fue la afirmación de Edipo, ante tal respuesta la esfinge desapareció. Edipo pensó que esta respuesta le abría nuevas oportunidades, fue declarado rey, se casó con la viuda del rey anterior, y tuvo un próspero reinado. Pero la profecía y la maldición estaban latentes.


Pasados los años apareció un hombre que, delante de Edipo, denunció que la profecía había sido cumplida, pues el hombre que había matado al llegar al reino, era su padre, y la mujer con que se había casado (Iokasta) era su madre. Ante tal dolor, pues su destino había sido cumplido a cabalidad, él desidió huir de su reino y arrancarse los ojos para no ver tal vergüenza y dolor. Y Edipo vagó por el mundo, sin decirle a nadie quién era.


¿Cuál fue el error de Edipo? La respuesta que dio, fíjense que su nombre significa "el de los pies hinchados", le costaba caminar en su infancia, ya cuando fue adulto pudo caminar con normalidad, y ya siendo un anciano, y además ciego, tuvo que caminar con un bastón, es decir, con tres pies. La respuesta que debió haber dicho era: "YO".


¿Qué nos dice este relato para nosotros? Mucho: debemos enfrentarnos con nuestra realidad, asumirla tal como es, y no dejar para más tarde nuestra historia, con sus luces y sombras, pues, tarde o temprano nuestro destino vendrá y cobrará su cuota de la vida.


Aunque suene trágico también es importante saber asumir nuestra realidad, nuestra vida sin vergüenza de lo que somos y de lo que hacemos. Dios mismo asume nuestra realidad y no lo hace con vergüenza, el mismo nombre de Jesús (Dios Salva) y Emmanuel (Dios con nosotros) nos hace ver la misión de nuestro salvador: salva, porque está con nosotros.


Powered by Qumana


1 han dado su opinión:

  1. Anónimo2:25 p.m.

    gx m ayudaste a comprender mejor la adivinanza d la esfinge para la prueba del libro ^^
    gracias...
    n.n

    ResponderEliminar

Gracias por tu interés, si quieres escribir y comentar, todo aporte es para crecer y dialogar.