Subscribe & Follow

Free counter and web stats

Sensus Fidelium

Una fe que no se piensa, es una fe muerta

Con tecnología de Blogger.

Bonjour & Welcome

Followers

Visitas

Archivo de historias

Pages

viernes, 3 de marzo de 2006

Archivado en:

Imágenes de Dios

Comparte en

Cuántas veces he escuchado si la verdad únicamente se encuentra en el misterio de la fe cristiana, y que el resto de las religiones está "buscando a tientas" el misterio de Dios en la historia. Esta afirmación se ratificaría con el dogma de fe "fuera de la Iglesia no hay salvación", o sea ¿las demás religiones están equivocadas?, ¿sólo los cristianos tienen derecho a salvarse? Es muy egocéntrico pensar que esta declaración deja "fuera de competencia" a las demás religiones. Pero creo que Dios no es tan egoísta como para centrarse en exclusividades, es la visión del hombre, que por su egocentrismo el que trata de tener "derechos" sobre Dios.


Si algo podemos aprender de Dios es lo siguiente: es gracia, un don y un regalo. Nadie se puede abrogar derechos sobre Dios, y eso es algo que todas las religiones saben, Dios es "el totalmente otro", pero también es "el totalmente cercano", y la misión de las religiones es acercarse, reflexionar, y buscar el camino hacia Dios. Todas ellas tienen entonces certezas sobre Dios, y hay verdades que son comunes a todas ellas, y que buscan la felicidad en la dignidad del hombre. Pero cada vez que se "privatiza" y "absolutiza" una verdad, pierde su esencia: la verdad hace que el hombre la desee y la busque incansablemente.


La esencia del cristianismo y que la caracteriza de las otras religiones, es que ese "totalmente otro" se hace hombre, y "pone su morada entre nosotros", manifiesta la verdad para nuestra salvación, no excluye a nadie. La verdad, en Jesucristo es una invitación, no una imposición. El encontrarse con la persona de Cristo motiva a cualquiera a descubrirlo y a conocerlo, para finalmente amarlo.


Amemos y respetemos el camino de las otras religiones, vayamos conociéndolas, y profundicemos en la verdad del misterio cristiano, y les pasará, como a mí me pasó, que es un encuentro con la belleza de Dios, su gracia y su amor.


Powered by Qumana


3 han dado su opinión:

  1. Sí hay salvación, pues Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen alcnocimiento de la Verdad ¿no? pero nos salvamos por la redención abundante de Cristo que le dejó a SU Iglesia y Él no se equivoca....como es Justo y Misericordioso, le pide a cada uno lo que le da; No será lo mismo para nosotros en Chile sabiendo lo que sabemos y con tantas facilidades.

    A los demás se les pedirá hacer lo que alcancen a conocer en su conciencia iluminada con la luz natural que cada hombre lleva impresa en su alma. Si cumple con eso, cumple con el bautismo de deseo tácito, por lo tanto se salva también DENTRO de la Iglesia.

    Todos nos salvamos por Cristo, lo sepamos o no, y queda my claro en el capítulo final de Las Crónicas de Narnia, por ejemplo, en que al pasar la puerta que todos temen (figura de la muerte), al final tanto los que creían en el otro Dios como en Aslan se encuentran con el verdadero Aslan que los acoge, la condición era creer sinceramente y cumplir de acuerdo asu buen saber y entender, y creer eso no es egocentrismo sino una generosidad tremenda, digna del que abrió las puertas del cielo con su sacrificio en la cruz.

    En el Catecismo de la Iglesia Católica algo habaln de esto, pero ahora no puedo buscarlo.

    Con humildad te digo que si no creemos esto estamos con un complejo que dificulta la evangelización, y , de hecho la ha dificultado, pues si da lo mismosaber la Buena Noticia o no, ¿a qué dar a conocer a Cristo?

    Me interesaba decirlo acá pues no hay que desanimar a nadie que como tu y yo hemos tenido ese encuentro con el Señor que nos cambió la vida.

    ResponderEliminar
  2. Creo que la aparente dureza de la frase: "fuera de la Iglesia no hay salvación" se complementa con el hecho de que la Iglesia, de hecho, proclama "santos", pero nunca proclama "condenados".

    Yo creo que "fuera de la Iglesia no hay salvación". Entiendo, eso sí, que esa aseveración presupone la libertad. Imagino que hay quienes no aceptaron la Iglesia porque no la conocieron o porque aún conociéndola, ella no le supo mostrar el rostro de cristo (conoció malos cristianos, un cristiano le causó una mal muy grande, etc.), nació y se crió con otra religión y no tuvo la oportunidad de descubrir la de Jesucristo, etc.

    Pero no soy teólogo y quizás uso malas palabras (o invento cosas). Tu sabrás mejor...

    ResponderEliminar
  3. Como dice Jose Ignacio, el CVII aclaró esa frase (que no quiere decir que antes se pensara de modo distinto); Lumen Gentium, 14: "El sagrado Concilio pone ante todo su atención en los fieles católicos y enseña, fundado en la Escritura y en la Tradición, que esta Iglesia peregrina es necesaria para la Salvación. Pues solamente Cristo es el Mediador y el camino de la salvación, presente a nosotros en su Cuerpo, que es la Iglesia, y El, inculcando con palabras concretas la necesidad de la fe y del bautismo (cf. Mc., 16,16; Jn., 3,5), confirmó a un tiempo la necesidad de la Iglesia, en la que los hombres entran por el bautismo como puerta obligada. Por lo cual no podrían salvarse quienes, sabiendo que la Iglesia católica fue instituida por Jesucristo como necesaria, rehusaran entrar o no quisieran permanecer en ella."

    Pregunta: ¿quiénes SABEN que la Iglesia fue instituida opr Cristo, y no quieren entrar? Pues ésos son los que se condenan por el "extra ecclesiam". ¿Conocéis a alguno?

    Y más adelante, en el propio LG:

    "La Iglesia se siente unida por varios vínculos con todos lo que se honran con el nombre de cristianos"

    "Por fin, los que todavía no recibieron el Evangelio, están ordenados al Pueblo de Dios por varias razones. En primer lugar, por cierto, aquel pueblo a quien se confiaron las alianzas y las promesas y del que nació Cristo según la carne"

    "Pero el designio de salvación abarca también a aquellos que reconocen al Creador, entre los cuales están en primer lugar los musulmanes"

    "Este mismo Dios tampoco está lejos de otros que entre sombras e imágenes buscan al Dios desconocido, puesto que les da a todos la vida, la inspiración y todas las cosas (cf. Act., 17,25-28), y el Salvador quiere que todos los hombres se salven"

    Perdonad la extensión del comentario.

    ResponderEliminar

Gracias por tu interés, si quieres escribir y comentar, todo aporte es para crecer y dialogar.