Subscribe & Follow

Free counter and web stats

Sensus Fidelium

Una fe que no se piensa, es una fe muerta

Con tecnología de Blogger.

Bonjour & Welcome

Followers

Visitas

Archivo de historias

Pages

miércoles, 15 de marzo de 2006

Archivado en:

Cristo y la Iglesia

Comparte en

Hoy me encontré con las catequesis (educación progresiva de la fe) del Papa Benedicto XVI, y desde este miércoles, comenzará con un tema que a mí me fascina, porque muestra una faceta de la Iglesia que va relacionada con el ser mismo de ella y su misión. La relación entre Cristo y la Iglesia.


CopistaEl Romano Pontífice comienza sus catequesis de esta manera:


"En las próximas catequesis de los miércoles deseo hablar sobre el misterio de la relación entre Cristo y la Iglesia, y mostrar cómo la luz del rostro de Cristo se refleja en el rostro de ella, puesto que ha sido constituida sobre el fundamento de los Apóstoles.


En cuanto al anuncio del Reino por parte de Jesús, que a veces ha sido interpretado de manera individualista, es necesario afirmar que tiene una finalidad comunitaria, es decir, reunir y salvar a todo el Pueblo de Dios, como signo de la llegada del tiempo escatológico. Eligiendo a los Doce, e introduciéndolos en una comunión de vida con él y haciéndolos partícipes de su misma misión, Jesús quiere indicar que ha llegado el tiempo definitivo en que se cumplen las promesas de Dios.


Los doce Apóstoles son el signo más evidente de la voluntad de Jesús respecto a la misión de su Iglesia. Entre el Hijo de Dios hecho carne y su Iglesia no hay contraposición sino una profunda y misteriosa continuidad. Por eso no tiene sentido una frase que se ha difundido durante algún tiempo: “Jesús sí, la Iglesia no”. Cristo está presente hoy en su pueblo y, de modo particular, en aquellos que son los sucesores de los Apóstoles."


Parecen sencillas palabras, pero cada párrafo encierra un desarrollo y una reflexión de siglos que ha hecho la Iglesia sobre sí misma, pero no encimismada. Y lo hace diciendo que es reflejo del mismo Cristo, que no es de carácter individualista, y que su misión es y sigue siendo, el anuncio escatológico del Reino de Dios. ¿Nos habremos olvidado de este sentido final, quedándonos solo en la inmanencia y contingencia de nuestra vida? Benedicto nos hace ver un poco más allá del "más acá".


Powered by Qumana


0 han dado su opinión:

Publicar un comentario

Gracias por tu interés, si quieres escribir y comentar, todo aporte es para crecer y dialogar.