Subscribe & Follow

Free counter and web stats

Sensus Fidelium

Una fe que no se piensa, es una fe muerta

Con tecnología de Blogger.

Bonjour & Welcome

Followers

Visitas

Archivo de historias

Pages

miércoles, 15 de febrero de 2006

Archivado en:

La instrumentalización de la fe en la política

Comparte en
Hoy estuve leyendo el artículo de la revista mensaje, que hablaba sobre "Las presidenciales y el factor religioso", y que dejaba claro que en política se ha usado como bandera de lucha las creencias religiosas para marcar las tendencias de las personas. Al respecto me caben algunas ideas que quiero compartir.

a) Cada vez que en el discurso de las personas que quieren llegar o están en un gobierno (o cualquier forma de dominio) se emplea el factor religioso, lo vimos en las elecciones como también se ha visto con el refrán que toda autoridad viene de Dios, otro paréntesis, ello también queda muy claro en una escena de la Película "Machuca" de Andrés Wood en que un sacerdote oficia una misa pidiendo por la "gloriosa junta de Gobierno, que ha venido a salvar a este país tan destruido", ¿no se nota ahí la religión según los poderosos?. Ya sea por los valores que imprimen las creencias religiosas, o por la "confianza" que dan los miembros de tal o cual colectividad, iglesia o denominación. En otras palabras, lo religioso marca una diferencia, que se puede traducir en una tendencia de las masas hacia tal o cual persona.

b) En la modernidad (o posmodernidad que dicen algunos filósofos), y en el caso de la sociedades que se han ido "modernizando", pareciera ser que el factor religioso no debería tener incidencia en la vida de los ciudadanos, sería, más bien, una orientación de tipo moral, no el cuarto poder del Estado. Pero vemos que no ha sido así, los ejemplos los tenemos con las caricaturas de Mahoma en Dinamarca (y si nos fuéramos al pasado recordaríamos el atentado que hizo la cantante irlandesa Shinead O'Connor con la foto del Papa Juan Pablo II en una cadena televisiva, con la consiguiente protesta en el país de las libertades) y todo el eje de discusión que se ha generado sobre el respeto de los "sentimientos" religiosos y la libertad de expresión. ¿Qué nos quiere decir esto? La religión, sigue jugando un rol clave dentro del pensamiento global, no es algo del medioevo, sino que es axial en la vida de esta comunidad global.

c) Desde un punto de vista más teonómico, tanto musulmanes como cristianos debemos respetar el nombre de Dios, y no usarlo en vano. La política no es vana, siempre y cuando no vaya en consecusión de intereses de un grupo de personas. Aquí se ha dado tanto el dolor religioso que se llevó a la esfera política. No he visto un respeto a la autonomía de lo religioso en nuestra sociedad, todo lo contario, en vez de decir "respetemos" lo sagrado y las convicciones que tienen otras personas, se ha convertido en una verdadera búsqueda de carroña, de algo que no se ha profundizado, haciendo que muchos empiecen a despreciar la religión a partir de personas que no la viven. La religión se ha tornado con tanta opinión "politizada" en algo putrefacto que aleja a las personas.

d) Es preferible, por parte de las personas que profesan su fe, profundizar, explicar, dialogar. Hemos vivido tantos malentendidos, que vamos provocando rechazo por el desconocimiento, desplazando de nuestra vida el descubrimiento y el asombro por descubrir que todos vivimos en búsqueda de un sentido de realización.

1 han dado su opinión:

  1. Tienes razón, parece ser signo de evolución social el separar lo religioso de lo político, cuando en realidad tienen un vínculo super estrecho: por un lado aquello de aunar voluntades en torno a un fin determinado y por otro la representatividad de los gobernantes respecto de los gobernados -que es lo que finalmente los lleva al poder. (mmm.. poder.. la madre de casi todos los corderos jajaja)

    Cariños y adicionales

    Patty

    ResponderEliminar

Gracias por tu interés, si quieres escribir y comentar, todo aporte es para crecer y dialogar.