Subscribe & Follow

Free counter and web stats

Sensus Fidelium

Una fe que no se piensa, es una fe muerta

Con tecnología de Blogger.

Bonjour & Welcome

Followers

Visitas

Archivo de historias

Pages

domingo, 5 de febrero de 2006

Archivado en:

Santa Sede: la libertad de expresión no puede implicar el derecho a ofender a los creyentes

Comparte en
(Fuente Radio Vaticano)

Ante las publicaciones de algunos diarios europeos de caricaturas del profeta Mahoma y sobre las reacciones en el mundo islámico, «respondiendo a varias solicitudes de aclaraciones sobre la postura de la Santa Sede, ante las recientes caricaturas que ofenden los sentimientos religiosos individuales o de comunidades enteras», la Oficina de Prensa de la Santa Sede ha publicado una declaración que comprende tres puntos.

En primer lugar, afirma esta declaración, «el derecho a la libertad de pensamiento y de expresión, sancionado por la Declaración de los Derechos Humanos, no puede implicar el derecho de ofender el sentimiento religioso de los creyentes. Dicho principio vale, claro está, en lo que se refiere a cualquier religión».

La convivencia humana, señala también la declaración de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, «exige asimismo un clima de mutuo respeto, para favorecer la paz entre los hombres y las naciones. Además, algunas formas de crítica exacerbada o de escarnio de los demás denotan una falta de sensibilidad humana y pueden constituir en algunos casos una inadmisible provocación. La lectura de la propia historia enseña que con este camino no se sanan las heridas existentes en la vida de los pueblos».

El tercer punto de la declaración pone de relieve finalmente que «se debe afirmar enseguida que las ofensas causadas por un individuo o por un órgano de prensa no pueden ser imputadas a las instituciones públicas del país correspondiente, cuyas autoridades podrán y deberán, eventualmente, intervenir según los principios de la legislación nacional. Por lo tanto, son igualmente deplorables las acciones violentas de protesta. Por reaccionar ante una ofensa no se puede faltar al verdadero espíritu de toda religión. La intolerancia real o verbal, venga de donde venga, como acción o como reacción, constituye siempre una seria amenaza a la paz».

1 han dado su opinión:

  1. Hola,
    ¿Qué tal?
    De nuevo me ando dando una vuelta por tu blog (espero que me visites también). Tengo algunas preguntas que hacer, creo que eres el más apto para responderme algunas pequeñas dudas de opinión que tengo:
    ¿Qué te han parecido los 9 primeros meses de Benedicto XVI, tomando en cuenta las innumerables críticas que sufrió al asumir su pontificado?
    ¿Qué te parece la nueva encíclica "Deus Caritas Est"? Con respecto a ello, en El Mercurio se habla bastante bien, también en la revista The Times.
    Cuando se menciona a Eros en la encíclica ¿A qué se refiere? ¿Por qué hay una contraposición entre lo planteado en la encíclica y lo dicho por Nietzsche?

    Ojalá me puedas solucionar esas dudas, me aterrizaría mucho con respecto a dicho tema.
    Se agradece, Miguelius

    P.S: Ojalá me puedas responder en mi blog, pero si te acomoda más acá, yo estaré visitándote.
    También puedes escribirme a mi mail:
    miguelrugby@hotmail.com

    ResponderEliminar

Gracias por tu interés, si quieres escribir y comentar, todo aporte es para crecer y dialogar.