Subscribe & Follow

Free counter and web stats

Sensus Fidelium

Una fe que no se piensa, es una fe muerta

Con tecnología de Blogger.

Bonjour & Welcome

Followers

Visitas

Archivo de historias

Pages

miércoles, 1 de febrero de 2006

Archivado en:

Religiones y Caricaturas

Comparte en


Esta imagen que les presento arriba, es del siglo III, en que se muestra la burla a las creencias de un joven que no estaba a favor de la religión oficial del imperio, y comparan a su dios con un burro o caballo (una imagen que recuerda al minotauro, o que puede ser comparada con las religiones mistéricas de la época). Algo común para la época, en que el cristianismo era minoría y no tenía un peso político e incluso espiritual muy fuerte, pero esa imagen que ocupo en mis clases para mostrar que el cristianismo siempre ha sido ridiculizado en la historia de la humanidad, es la que me lleva a reflexionar sobre lo que ha pasado en estas horas sobre la caricatura de Mahoma en Dinamarca.

Una imagen, con miles de palabras


La reacción ante tal acto, caricaturizar a Mahoma, fue unánime y tajante: no se puede jugar con lo religioso, pues es algo sagrado. Esa afirmación, para cualquier creyente, sea de la religión que fuera, no debe tener mayor cuestionamiento. Y entiendo muy bien la postura y la crítica que han hecho los musulmanes en torno a respetar sus personajes, y fundadores de su religión. Ha sido tema de debate y de controversia, llegando a los límites diplomáticos.

Recordemos que los musulmanes no puede tener ni realizar imágenes de Dios ni de su profeta, Mahoma. Por lo que estas personas, al realizar tal caricatura, están faltando a una ley de los musulmanes, que para un ciudadano común y corriente no es impuesta (pues el dibujante no tengo claro que sea musulman), pero al hacer pública esta imagen, ha herido los sentimientos religiosos de muchos hombre y mujeres que siguen los preceptos del Corán. Con un mundo en que la lucha armada puede tener razones y fundamentos religiosos, la presión que se ha ejercido ha sido, a mi parecer, un tanto desmedida.

Hago aquí, una aclaración, a título personal, creo que los contenidos de la religión cristiana son los que más me convencen en mi camino de la fe en Dios, pero también dejo en claro que es una religión: "no es la divinidad" o "lo divino", y que por medio de sus enseñanza y contenidos me conducen al encuentro con (como diría C.S. Lewis) "el visitante de la Creación". Las religiones son mapas, pistas para encontrarnos con Dios, ya sea en un encuentro personal, o comunitario. Y las imágenes son eso, simplemente imágenes. La fe cristiana católica ha sufrido mucho con respecto a las imágenes, desde que somos adoradores de ellas, hasta llegar al extremo de decir que no las respetamos, sin embargo no pierde su dignidad e importancia. Pero ello me hacer pensar en lo siguiente: las imágenes nos conectan con el mundo de lo simbólico, algo que me lleva a otra realidad, y si la imagen no tiene un significado para mí, poco sentido tendrá. En el caso del Islam, está teniendo una suerte de "persecusión" con estas imágenes, porque es una religión importante, y su gente también es miembro de esta aldea global; pero ello no sea indicio de un fundamentalismo extremo, que implique un "teocentrismo" y un "ethocentrismo" ante las enseñanzas del Corán, exigiéndoles a todos reverencia y respeto.

Frente a estas situaciones, hay que evangelizar, dar a conocer cuáles son nuestras ideas, visiones de mundo y de Dios, no salir inmediatamente a condenar, eso sí, denunciando y haciendo la crítica en el momento y en el lugar oportuno, dando las lecciones necesarias, así lo han hecho las otras religiones monoteístas en el mundo.

3 han dado su opinión:

  1. Hola, ¿Qué tal?
    Parto por agradecer que hayas posteado en mi blog en la columna "La Fiesta De La Democracia".
    Quiero pedirte autorización para agregarte a mi humilde listado de enlaces, pues de esta manera podremos extender una línea de contactos y hacernos más visitados, resultando una mejor interacción entre participantes de estos nuevos medios de difusión de ideas.
    Respecto a lo que publicaste, concuerdo mucho con el hecho que menciones lo cuidadoso que se debe ser con los asuntos religiosos durante estos tiempos, pues resulta alarmante la inesperada reacción y presión internacional que puede desencadenar un acto insensato contra una creencia. Esto mismo se debe extender a asuntos tales como la identidad nacional de un país, los valores humanos y las tendencias marcadas por una sociedad. Pero bien, debo mencionar que aludiendo a un ensayo publicado en EL Mercurio hace unos meses que hacía referencia de manera respetuosa y constructiva a la falta de un período renacentista dentro del Islam, lo que ha llevado a que muchos esfuerzos de pensadores musulmanes por darle un sentido a dicha religión más adecuado a los nuevos tiempos hayan sido constantemente reducidos por sacerdotes que sufren una especie de ceguera fundamentalista que nos le permite abrirse y con ello, a los feligreses, hacia las nuevas tendencias mundiales.
    Es un poco como decía Einstein : "La ciencia sin religión es coja y la religión sin ciencia es ciega".

    ResponderEliminar
  2. Hola, ¿Qué tal?
    Parto por agradecer que hayas posteado en mi blog en la columna "La Fiesta De La Democracia".
    Quiero pedirte autorización para agregarte a mi humilde listado de enlaces, pues de esta manera podremos extender una línea de contactos y hacernos más visitados, resultando una mejor interacción entre participantes de estos nuevos medios de difusión de ideas.
    Respecto a lo que publicaste, concuerdo mucho con el hecho que menciones lo cuidadoso que se debe ser con los asuntos religiosos durante estos tiempos, pues resulta alarmante la inesperada reacción y presión internacional que puede desencadenar un acto insensato contra una creencia. Esto mismo se debe extender a asuntos tales como la identidad nacional de un país, los valores humanos y las tendencias marcadas por una sociedad. Pero bien, debo mencionar que aludiendo a un ensayo publicado en EL Mercurio hace unos meses que hacía referencia de manera respetuosa y constructiva a la falta de un período renacentista dentro del Islam, lo que ha llevado a que muchos esfuerzos de pensadores musulmanes por darle un sentido a dicha religión más adecuado a los nuevos tiempos hayan sido constantemente reducidos por sacerdotes que sufren una especie de ceguera fundamentalista que nos le permite abrirse y con ello, a los feligreses, hacia las nuevas tendencias mundiales.
    Es un poco como decía Einstein : "La ciencia sin religión es coja y la religión sin ciencia es ciega".

    ResponderEliminar
  3. Pues vamos por partes miguelius, sobre agregarme a la lista de blogs que tienes ningún problema, yo quiero que podamos pensar juntos en la red. Sobre el islam, algunos de ellos dicen que la riqueza que han tenido ha sido el fervor y la fuerza que tienen de mantener sus costumbres y tradiciones tal como lo ha sido desde hace ya mil cuatrocientos años. Pero también hay que hacer nuevas todas las cosas, también en las tradiciones, creo que hace falta una hermenéutica frente a las tradiciones.

    Por ello creo que ahora hay un movimiento, de parte del islam a la apología, muy cerrada de su parte. Las religiones deben iluminar, no oscurecer ni endurecer los corazones.

    Fijate bien en el comentario que había hecho ya en una de los primeros posteos
    http://sensusfidelium.blogspot.com/2006_01_16_sensusfidelium_archive.html

    Gracias nuevamente

    ResponderEliminar

Gracias por tu interés, si quieres escribir y comentar, todo aporte es para crecer y dialogar.